Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Ronaldo y las prostitutas

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
miércoles, 7 de mayo de 2008, 03:10 h (CET)
Ronaldo pertenece a esa caterva de astros del fútbol cuya luminaria mayor es Maradona. Un conjunto de peleles llenos de dinero pero faltos de cultura y de cordura que se creen que por tener más dinero del que jamás podrán gastar son los reyes del mambo. Se pasan una vida de lujo, de fiesta en fiesta, de matrimonio en matrimonio y de orgía en orgía.

Pertenecen a ese grupo de personas que creen que por saber hacer magia con sus piernas tienen todos los derechos del mundo y jamás se plantean la existencia de algo llamado deberes, compromiso, respeto a los demás, implicación en los problemas de mundo. Viven enclaustrados en su galaxia de lujo, sexo y dinero, y tal vez algo de drogas, con absoluto desconocimiento de lo que ocurre a su alrededor. Eso sí, para disimular su extremo egoísmo, su extrema inconsistencia, su extrema ignorancia, su extrema vacuidad se hacen embajadores de la ONU o de la UNICEF para cualquier circunstancia desgraciada, para cualquier causa humanitaria de conveniencia, y ya está, tienen su imagen salvada, ya se creen libres de cualquier obligación que no les proporciones millones de dólares en ingresos anuales.

A Maradona le pillaron metiendo un gol con la mano, engañando millones de personas (ojo, la cosa no era una “mindundez”) y se sintió orgulloso de ello. La mano de Dios, le llamaron, porque encima estos personajes tienen una clac que les sigue a todas partes y les ríe las gracias. De ahí pasó a ser conocido por su adicción a las drogas y por defender terribles dictaduras como la iraní o la cubana. Eso sí, entre los futbolísticamente selectos le toman por un dios. Digo yo que por un dios drogado, gordo a reventar y bastante sectario.

Pues ahora al astro brasileño que ya empieza a declinar le han pillado con tres tíos a punto de meterse en la cama. Bueno, con tres tíos-tías. Y se ha montado un escándalo de tres pares de narices. Ante el escándalo el bueno de Ronaldete no sale a decir que es todo mentira, o que se equivocó y que lo lamenta… No, no, su defensa es que no sabía que se trataba de tres homosexuales, que él es muy macho y que de tíos nada. Que sólo pretendía acostarse con tres prostitutas. Y se queda tan ancho. Vale cualquier cosa menos maricón, vaya. Acostarse con tres prostitutas es de muy hombres, como Ronaldo, algo que cualquiera debe y puede hacer... si tiene dinero suficiente.

La ética, los valores trascendentes, la seriedad, la hombría de bien, la fidelidad (aunque ahora no esté casado [¿lo está])… todo eso no importa, nada importa en nuestra sociedad si lo hace Ronaldo… como si lo hace cualquiera que tenga el dinero y las narices suficientes. La pauta de comportamiento social en el siglo XXI es el hedonismo, el placer por el placer. El trabajo, el esfuerzo, el servicio, la entrega, la solidaridad, son cosas absurdas anteriores a la Edad de Piedra, de cuando el hombre pensaba, ay, qué torpeza, que esta vida era un valle de lágrimas. Por lo menos del siglo XX o más atrás.

Ah, otro día que esté menos pesimista me extenderé sobre la prostitución como esclavitud actual, el menosprecio sexual que significa en sí misma y cómo los ricos y poderosos compran a los pobres con las migajas de su riqueza para usarlos como un pañuelo de papel.

A las pobres, quiero decir. A veces incluso por triplicado.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris