Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

España en crisis. Gobierno y Oposición despendolados

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 5 de mayo de 2008, 02:36 h (CET)
Yo no sé lo que estarán pensando ustedes, ni tampoco lo que pasará por las mentes de todos estos que piensan que es mejor desentenderse de la realidad y seguir viviendo la vida, a su aire, hasta que la cosa acabe descuajaringándose; pero lo que si les puedo asegurar es que, tal y como lo veo, o sea, sin ninguna clase de placebo que me nuble la mente y asentado firmemente con mis dos pies en el suelo que, por ahora, todavía sigue siendo España, aunque tengo ciertas dudas respecto al tiempo que seguirá siéndolo.Así como se están desarrollando las cosas en este país y viendo lo que está ocurriendo en el sector de la construcción; observando la caída en picado del consumo minorista ( compras domésticas) con un receso de un 4’4 %; precios disparados lo que, por otra parte, no ha tenido un fuerte impacto, como podría haberse esperado, en el IPCA que sólo se ha moderado hasta el 4’2%; lo que podemos comprobar es que existe un frenazo brutal de la economía, sin que ello haya conseguido parar el incremento de los precios.

Es obvio que las alegrías de nuestro Presidente el señor ZP y las medidas que, el señor Solbes, nos presenta como remedios milagrosos para reactivar nuestra economía no han sido más que castillos de naipes, palacios de Cenicienta, que tan pronto aparecen como realidades virtuales que desaparecen bajo el peso implacable de la realidad. Así vemos que, hace sólo unos meses, se nos vendía por parte del Gobierno (con fines electorales, por supuesto) un crecimiento para el año 2008 de un 3’8%; ahora, apenas tres meses después, los más optimistas, los que creen en milagros, nos avanzan que puede que alcancemos el 2’8%. Les recuerdo, porque hay muchos economistas que así lo piensan, que se barajan crecimientos entre el 2’4 y el 1’8 por ciento, lo que, de ser cierto, situarán al país en el borde de lo que se considera la recesión. Si nos queremos fijar con lo que está ocurriendo con el IBOR, el resultado no puede ser más pesimista, porque en estos momentos está situado en el máximo de los últimos ocho años, o sea, en un 4’82%; la consecuencia será que las hipotecas subirán una media de 600€ anuales que, como no podía ser menos, se añadirá a los aumentos que se han ido produciendo durante los meses pasados.

Así las cosas, no es de estañar que el Banco de España ( no nos olvidemos que quien lo preside es el señor Fernández Ordóñez, un socialista identificado con quienes nos gobiernan) no ha tenido más remedio que salir a la palestra para corregir las veleidades del señor Solbes. Le pide a nuestro ministro de finanzas que extreme “la cautela” y que se deje de pretender insuflarnos tanto optimismo porque, según dicha institución, “el impacto de la crisis puede ser muy elevado”, pidiendo que no se tomen medidas fiscales que puedan poner en entredicho el “equilibrio presupuestario”. Lo malo de esta advertencia es que me temo que este equilibrio ya hace tiempo que esté roto. Es curioso el sistema de consolarnos que tiene el señor Solbes, ¿se acuerdan ustedes de aquel refrán que decía “mal de todos consuelo de tontos”?, pues algo semejante nos quiere vender el ministro de Hacienda cuando nos dice que debemos de estar satisfechos porque “todavía” estamos mejor que nuestros vecinos europeos. Esto, de ser cierto, lo que nos permitimos poner en cuarentena, no sirve para que los que no puedan pagar sus hipotecas se sientan más animados ni los que van al mercado se alegren de que los altísimos precios a los que están los artículos de primera necesidad y de consumo habitual, sean más o menos baratos que los de Alemania o Italia.

Pero, vean por donde, un pequeño recuadro de La Vanguardia, metido en las páginas interiores (donde suele colocar aquellas noticias que prefieren que no tengan demasiada trascendencia), nos informa de que, la patronal del sector de seguros, Unespa, ha dicho, por boca de su presidenta, doña Pilar González de Frutos, que “de continuar así la evolución del empleo”, a partir del 2012, deberá empezarse a, sic “tirarse del Fondo de Garantía” para pagar las pensiones de cada mes. Pero, vean por donde, a mi se me ocurre pensar que quizá, no sería nada extraño que esta jugosa tajada, de la que ya hablaron de invertir en “bolsa” hace unos meses, estuviera comprometida, de alguna forma, en estas medidas sociales que el Gobierno prometió durante su campaña electoral y que, ahora, se verá obligado a cumplir (ayudas para alquileres de jóvenes, separados y viudos; los famosos 400 euros a descontar de los impuestos; los 2500 euros por nacimientos; las ayudas fijadas por la Ley de Dependencia etc.). Me temo que esta es una noticia lo bastante preocupante para que, el Ejecutivo, de una amplia explicación a los jubilados sobre lo que ha dicho la señora presidenta de Unespa y, tampoco estaría mal, que se informase de dónde están depositados estos fondos y en qué valores están invertidos, para que todos los españoles tengamos clara la forma en la que se guardan nuestros dineros.

Todos sabemos que nos han estado engañando, aunque haya algunos, los que votaron a ZP que, al parecer, no se lo tomaron en cuenta a la hora de depositarle su confianza; muchos advertimos de que eran promesas difíciles de cumplir, a no ser que se aumentaran los impuestos o que la recesión fuera corta como nos auguraban los del PSOE,. Ahora será comprometido que se atrevan a aumentar impuestos cuando el país está metido en una crisis; también, será poco menos que imposible, obtener financiación de otros países porque nuestro nivel de deuda externa está saturado; los bancos españoles, como muchos otros del resto del mundo, con el problema de las hipotecas están bajos de liquidez y el dinero interbancario está caro, muy caro. El señor Solbes, siguiendo las doctrinas keynesianas, ha optado por intentar darles más liquidez, a costa de las arcas del Estado, pero falta saber si será suficiente o si, por el contrario, sólo servirá para retrasar lo que puede que sea inevitable. Una encrucijada de difícil solución y, no obstante, parece que nuestros gobernantes no parecen darle mucha importancia entregados a los goces y fastos de su reciente victoria electoral. España está en peligro y no parece que nadie, ni el Gobierno ni la oposición, estén dispuestos, estén preparados y tengan ideas para sacarle de él.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris