Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Una tubería demasiado conflictiva

Alberto Vázquez-Figueroa
Redacción
sábado, 3 de mayo de 2008, 04:10 h (CET)
El Congreso acaba de autorizar el trasvase de agua desde el río Ebro con el fin de evitar que en los próximos meses Barcelona se enfrente a un grave problema de desabastecimiento.

Resulta lógico y razonable, pero lo que ya no lo es tanto, es que se pretenda tender la tubería aprovechando el trazado de la autopista Tarragona-Barcelona.

Parece ser que nadie ha caído en la cuenta de que a la hora de construir dicha autopista se expropiaron esos terrenos, y las leyes especifican que cuando el Estado expropia terrenos para una determinada utilidad pública, no puede darle otra utilidad bajo ningún concepto.

Pese a que se alegue “urgente necesidad” o cualquier otro razonamiento válido, se corre el peligro de que si se plantean demandas que lleguen al Tribunal Supremo, éste decida, tal como ha hecho en la inmensa mayoría de casos semejantes, que se aplique la ley y los terrenos reviertan a sus antiguos propietarios con lo cual grandes tramos de la citada autopista pasarían a manos privadas e incluso podría acabar por cortarse.

Permitir que el problema del agua haya alcanzado tales extremos e intentar solucionarlo a toda prisa a base barcos cisternas o tuberías por autopistas suele traer aparejadas incontrolables consecuencias.

Remontándome mi experiencia como buceador considero que resultaría mucho más práctico, rápido y barato tender esa tubería por el mar, a lo largo de la costa y a poco más de veinte metros de profundidad, donde no sufre ya los efectos del oleaje.

Es un sistema que utiliza a menudo para llevar agua de una isla a otra.

Salvo una pequeña zona de piedras frente a Cubelles, el resto del fondo de la zona es de arena y fango, por lo que la tubería quedaría semi enterrada sin grandes dificultades.

Si se trata realmente de una solución “provisional” aguantaría al menos tres años, evitaría problemas legales y las infinitas molestias que las obras provocarían en la autopista, y que podrían llegar a colapsar el tráfico durante meses.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris