Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Reportaje / Uefa   -   Sección:  

Pleno espa ol en la UEFA

David Camn
Redacción
viernes, 1 de octubre de 2004, 19:27 h (CET)
El ftbol espa ol firm el pleno en la Copa de la UEFA, con la clasificaci n de sus cuatro representantes (Athletic, Sevilla, Villarreal y Zaragoza) para la novedosa liguilla que arrancar el 21 de octubre, con 40 equipos divididos en ocho grupos.

El Athletic, con car cter
Un golazo de Yeste sentenci la eliminatoria a favor del Athletic frente al Trabzonspor, en un partido en el que los bilba nos demostraron, durante fases del encuentro, el mismo carcter ganador exhibido frente al Real Madrid. Sin embargo, tambi n evidenciaron carencias defensivas que pudieron haber costado caro al equipo de Valverde.

El Athletic empez bien, cumpliendo con lo que ten a que hacer. Marc pronto, cuando apenas hab an pasado cinco minutos de encuentro. Los 'leones' tenan la misma pinta que el pasado s bado. Fieros, pegajosos. No dejaban que el Trabzonspor tuviera el baln en los pies. Pero este nfasis concluy en el lanzamiento de una falta que acab en gol anulado. Yeste lanz el bal n mientras el portero colocaba la barrera. El rbitro lo anul . La duda, la de siempre: Algn jugador del Athletic hab a solicitado la barrera?.

Desde ese momento, los bilbanos se fueron diluyendo. Los turcos se hicieron con el bal n, pasando constantemente la pelota hacia las bandas, donde los dos puntas (Yattara y Tekke) volvieron locos a los defensas locales. Y San Mams lo sab a. El resultado era corto y en cualquier momento poda llegar el empate y la no clasificaci n de su equipo.

El Trabzonspor no tena oportunidades claras, pero asustaba cada vez que pasaba de mediocampo. Hasta que lleg el gol de Yeste. El '10' cogi el bal n en la banda derecha, gambete, se deshizo de los contrarios y solt un zurdazo que hizo que respirara 'La Catedral'. Desde ese momento, el Athletic se encarg de hacer 'f tbol-control'. El actual lder de la Liga turca abog entonces por el ataque directo y los centros largos desde las bandas, solventados por los bilbanos, aunque no sin apuros.

Calidad sevillana
El Sevilla, al igual que ocurriera en el Pizju n, impuso de nuevo su calidad ante el limitado Nacional de Madeira, que slo pudo marcar a los andaluces a bal n parado. Jesuli reapareci con un gran tanto en una noche en la que la mala noticia para el Sevilla fue la lesi n muscular de Casquero, que tuvo que ser retirado en camilla al principio de la segunda parte. El Sevilla fue muy superior al Nacional y aparte de las fuertes entradas de los portugueses, no pas dificultades en ning n momento.

Jesuli, sustituto del lesionado Baptista, acab con la escasa incertidumbre que ten a la eliminatoria antes de que se llegase al descanso. El canterano sevillano defini perfectamente ante la salida del portero, y confirm as la superioridad del equipo de Caparr s ante un rival que mostr excesiva dureza, sobre todo en defensa, con Cardoso y Cleomir. Pese a ello, el Sevilla pudo ejercer un dominio casi absoluto frente a un Nacional de mucho esp ritu pero escaso ftbol.

El Sevilla se hizo muy pronto con el control del partido en el medio campo y jug fases de buen ftbol, con Jesuli y Dar o Silva siempre amenazantes en ataque. En defensa tambin rindi a gran nivel, especialmente con Sergio Ramos y Javi Navarro, y tras el 0-1 el Sevilla pudo lograr pronto el segundo a la contra. Sin embargo, reserv fuerzas en un duelo que se qued sin chispa ni ocasiones hasta una recta final en la que Antoito se convirti en protagonista, dando una asistencia y provocando una expulsin.

Goleada en El Madrigal
Con la ventaja de la ida, el Villarreal afront un partido de absoluta tranquilidad frente al Hammarby, que antes de cumplirse los diez minutos encaj el primer gol y jug la ltima media hora con diez por expulsi n de su guardameta. Guayre, autor de un gol y una magnfica asistencia, y Cazorla, que revolucion a su equipo en la segunda mitad, fueron los mejores jugadores de un encuentro en el que hasta la recta final los castellonenses se dedicaron a administrar su ventaja.

El nico susto que tuvo el Villarreal, que durante varias fases jug a placer, se produjo a la media hora, cuando el Hammarby perdon el empate. Si hubiese llegado, quiz s habra dado algo de emoci n a un duelo totalmente controlado por el Villarreal, que tras la expulsin de Covic se volc sobre la portera contraria en busca de una goleada que no fue m s amplia por la falta de puntera de los delanteros espa oles.

Si en la primera mitad el Hammarby apenas fue capaz de pasar de su campo, cuando los suecos se quedaron en inferioridad sufrieron una avalancha que culmin con un gol de Cazorla s lo cuatro minutos despus de que Jos Mari lanzase al poste. El Villarreal movi en esos ltimos minutos el baln como quiso y a base de velocidad y profundidad desarbol al dbil conjunto sueco.

El Zaragoza sufre
El Zaragoza sufri lo indecible para vencer al Sigma Olomouc (2-3) y asegurar su pase a la liguilla. Cuando slo faltaban 12 minutos para el final del partido de vuelta los ma os estaban eliminados, pero en apenas siete dieron la vuelta al marcador, imponiendo su calidad, para derrotar de nuevo a su rival checo y continuar en la competicin europea.

Al equipo aragon s le cost entrar en el partido. Tanto, que cuando se quiso dar cuenta ya hab a encajado el primer gol de los checos, que slo desplegaron orden y esfuerzo f sico, y tenan empatada la eliminatoria. El tanto sirvi para que los maos empezaran a jugar al f tbol. Pero nada funcionaba. Soriano y Movilla eran incapaces de conducir el baln y la defensa -sobre todo lvaro- era un desastre. Adems, los problemas crec an con la lesin de Milito.

El Zaragoza acos la portera del nervioso portero del Sigma, pero con m s corazn que cabeza. Y cuando m s se estaba centrando el ataque zaragocista, lleg el segundo tanto de penalti. El equipo espa ol, eliminado en esos momentos, reaccion. La entrada de Galletti y Javi Moreno dio otro aire al Zaragoza. Se abri el campo y el delantero valenciano empez a pelearse e incordiar a los defensas. Los checos, por su parte, se retrasaban y flaqueaban f sicamente. Hasta que en slo siete minutos decidi la clase de los maos. Tres zarpazos, tres goles. Fue un partido raro, en el que el Zaragoza pas de la agona a la euforia.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris