Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Una “boutade” tras otra, y tiro porque me toca

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 2 de mayo de 2008, 03:31 h (CET)
“La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro…”


Si señores estos primero versos de la conocida poesía de Rubén Darío nos podrían servir de paradigma de nuestra pobre España, en las manos del gobierno del señor Rodríguez Zapatero. Si ya augurábamos una legislatura llena de sombras, de desatinos e insensateces, los primeros pasos del Ejecutivo formado por el señor Zapatero, no han hecho otra cosa que confirmar los tristes presagios que planeaban sobre nuestra nación. España está triste, España está pálida… España se hunde, se fracciona y nadie, nadie sale en su defensa. El PP con su presidente, el señor Rajoy, enfrascados en buscar cada uno la mejor colocación posible, dando “sorayazos” a diestro y siniestro y dejando a su fiel clientela sumida en la más absoluta consternación al contemplar, incrédula, como la oposición, en lugar de hacer su trabajo y sacar de la colada los trapos sucios del gobierno socialista, se limitan a pronunciar frases altisonantes, poner rostros de estudiada firmeza y recrearse en su propio autobombo, mientras las ministros del nuevo gabinete se dedican a dar al traste con las pocas cosas que quedaban en pie en nuestra patria.

¿Ustedes han visto a la ínclita Soraya que sacara sus “terrible” dotes dialécticas para enfrentarse al señor Soria en relación al tema del aceite de girasol? Por supuesto que no. No estaría bien que tan conspicua señora descendiera a la arena política para recordarle al señor ministro de Sanidad que los ciudadanos le pagan el sueldo para algo más que para dedicarse a masacrar embriones o buscar el medio de poner en práctica la “eutanasia” para rebajar el número de viejos que contribuyen a la escasez del arroz o al encarecimiento de la leche. Porque el señor Soria ha incurrido en dos fallos fundamentales. El primero que consiste en su responsabilidad de la negligencia cometida por los encargados de vigilar la salubridad de los alimentos, al no detectar, antes de su puesta a la venta en el mercado nacional, las partidas de aceite – si es que en realidad existen – que son tóxicas, ¿lo son o no lo son, señor ministro?; porque si no lo son ¡menudo lío han armado ustedes! Si resulta que en ningún caso ha habido peligro para la salud de los ciudadanos, señor ministro, han cometido ustedes un fiasco como la copa de un pino al crear la alarma que han creado, al perjudicar a los distribuidores del citado aceite y al obligar a los comerciantes a retirar el artículo de sus establecimientos.

Pero es que, no contentos con asustar a todos los españoles, resulta que, en lugar de actuar con diligencia, en vez de realizar los análisis del producto con la premura exigible para apaciguar los ánimos y restaurar la confianza de los consumidores, se han limitado a tirar pelotas fuera diciendo que hay doscientas marcas que se pueden tomar y otras seiscientas que permanecen sub júdice. Dice el señor Soria que no nos preocupemos y emula al señor Fraga Iribarne, (cuando lo de la bomba atómica que se cayó al mar), amenazando con tomarse una botella entera de aceite de girasol; pero se deja en la recámara la posibilidad de que alguna de las 600 marcas que todavía no se han analizado pudiera ser tóxica. ¡Señor ministro su actuación, como ya lo fue en la anterior legislatura, en cualquier otra nación que no fuera esta España de la pandereta ocupada por el PSOE, es decir en cualquier nación cuyos dirigentes tuvieran vergüenza, le habrían exigido su rápida y fulminante dimisión!

Pero tampoco parece que la “niña” del señor Rajoy se haya alterado ni poco ni mucho con esta nueva bufonada del gobierno de Zapatero y de la neófita ministra del Ejército, respecto al secuestro del pesquero en aguas somalíes. Veamos si nos entendemos, al parecer la señora Chacón parece que ha entendido que ser ministra de nuestras fuerzas armadas consiste en viajar de un sitio al otro, exhibiendo embarazo con gran desparpajo, para hacerse la correspondiente fotografía comiendo rancho con los soldados. Es evidente que esta clase de propaganda le ganará admiradoras entre las dulces féminas y los remilgados colectivos de gays y lesbianas; esto siempre va bien para hacer ver que uno trabaja y se sacrifica, pero no soluciona la penuria de material de nuestros soldados destacados fuera de España en misiones, ¿ de paz señor ZP? Si, puede ser, pero donde se muere como si se estuviera en la guerra. Esto de enviar una fragata a hacer el ridículo ante unos piratas avezados, puede parecer un gesto de autoridad pero para lo único que ha servido ha sido para que nos costara a los españoles una porrada de euros.

Claro que cuando uno escucha a Moratinos, ¿quién le habrá aconsejado a Zapatero que mantuviera a semejante nulidad al frente de Exteriores?, congratulándose de que las vidas no tienen precio, es como para sacarse el pañuelo y echarse a llorar. El señor Moratinos no nos ha dicho, sin embargo ¿cuál ha sido el rescate que se ha pagado? Se comenta que un millón y medio de dólares. ¿Ustedes se imaginan a Israel pagando a unos piratas? O al señor Sarkozy ¿recuerdan la forma como solucionó el secuestro de un yate francés? Mandó un comando y liquidó a los secuestrados en menos que tardo yo en escribirlo. Claro que siembre habrá los pusilánimes, los pacifistas, estos que rompen el mobiliario urbano y encienden autobuses o que le pegan una paliza de muerte a un transeúnte que pasa por allí, pero, eso sí, aborrecen la guerra; que digan que el Ejecutivo ha actuado muy bien. Si se hubiera pagado y luego se hubiera detenido a los piratas, me parecería muy bien, pero en este caso han ganado los malos y esto parece que no preocupa al Ejecutivo de ZP. ¿No saben que han abierto la veda de barcos españoles? Todo pirata que se precie querrá abordar y secuestrar a nuestras embarcaciones seguros de que cobrará dinero contante y sonante y que, luego, se podrá ir de rositas a disfrutarlo en algún paraíso fiscal. Mucha fragata, mucho equipo de Geos dispuestos para el asalto pero, al final, lo que importa es que no le cueste, al señor ZP, ningún desgaste político. Satisfaciendo a los suyos, poniendo el nombre de España por las alcantarillas de la cobardía y optando por la solución fácil, sin riesgos políticos para su persona, el sigue en el candelero ¿O candelabro?, apoyado por esta pléyade de periodistas que le lamen el esfínter traero en programas ad hoc como el de 59 Segundos de la TVE, donde Margaritas y otros similares se lo ponen a huevo. Claro que ZP es un mago y los 59 segundos escasos que se le concedían a Esperanza Aguirre para contestar a los ataques feroces de sus inquisidores; vean ustedes por donde, por la magia de ZP, parecía que se alargaban indefinidamente y es que, como dice el aforismo: “tempus fugit”. Sin embargo, seguiremos recordándoles a los votantes del PSOE como se lucieron en su elección, para que no se olviden nunca de lo que hicieron y de sus consecuencias.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris