Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Televisin   -   Sección:  

Estrategias

Lucia Mart nez
Redacción
viernes, 7 de enero de 2005, 03:47 h (CET)
Una estrategia que practican las televisiones, y en realidad cualquiera que pretenda obtener algn beneficio, consiste en adelantarse a los competidores, llegar cuando la plaza a n est vac a para ocupar el mejor sitio y que su mercanca se vea m s. ETB sali el ltimo lunes de agosto con una serie de ficcin, 'Demoda', producida por la Forta, el organismo que agrupa a las televisiones auton micas espaolas, con perd n. De esa forma, se adelantaba al menos una semana a la programacin que otras emisoras ten an prevista para el comienzo de la nueva temporada.

Esta tcnica no garantiza que el espectador se quede colgado desde el primer cap tulo, pero al menos otorga al estreno la posibilidad de que sea visto por ms gente. Y as fue. Ese primer captulo en que se presentaba a los personajes y sus circunstancias se llev cerca del 30% de la audiencia en el mbito de difusi n de ETB.

Una semana despus, cuando aument la competencia de ofertas en las otras cadenas, la cuota de esta serie baj al 18%, es decir, un poco m s del 10% de quienes vieron el primer captulo no fueron fieles al segundo. Este lunes se oscureci el nubarrn: los seguidores se hab an reducido a la mitad con respecto de aquella ltima semana de agosto en la que la tienda de lujo abri sus puertas por primera vez.

Tenemos tendencia a considerar que la ciudadana tiene criterio y sabe elegir cuando las decisiones que toma coinciden con las nuestras. Si sucede al contrario, nos desapegamos de ellas e incluso podemos llegar a torcer el morro en gesto de desaprobacin. Lo cierto es que, tambi n en mi opinin, hay razones para esa huida constante de los espectadores a otras cadenas. 'Demoda' no alcanza a tener ese algo que convierte a algunos productos en irresistibles: los guiones no acaban de cuajar del todo, la interpretaci n flojea, el conjunto carece de la garra, el dramatismo o la comicidad que parece exigir la audiencia. Y, francamente, los lunes por la noche otras cadenas recurren a series que s satisfacen a quien decide lo que se ve en la tele.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris