Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Requiem de abril por la odessa y el cóndor

Luis Agüero Wagner
Redacción
jueves, 1 de mayo de 2008, 01:15 h (CET)
En una nota presentada este lunes 28 de abril al presidente del Consejo de la Magistratura de Paraguay, el doctor Cristóbal Sánchez, el premio Nóbel alternativo de la Paz y descubridor de los Archivos del Horror del Operativo Cóndor, Martín Almada, solicitó a dicho organismo del Poder Judicial paraguayo que para transparentar las gestiones del Consejo de la Magistratura, los antecedentes de los candidatos a integrar los tribunales paraguayos sean publicados en Internet y en los medios masivos de comunicación.

La solicitud busca abrir al público una serie de secretos guardados bajo siete llaves por algunos personeros de la represión del dictador Alfredo Stroessner que lograron mimetizarse en la transición democrática paraguaya, entre ellos uno de los miembros del Supremo Tribunal Electoral que organizó las elecciones paraguayas del 20 de abril en las que resultó triunfante el obispo Fernando Lugo, el ministro Juan Manuel Morales.

Morales había demandado a Martín Almada y reclamado como resarcimiento la suma de 600 millones de guaraníes al sentirse herido en su honor, luego que el luchador por los Derechos Humanos revelara ante la prensa el papel de agente confidencial de la policía política del Dictador Stroessner desempeñado por el funcionario de la Justicia Electoral. Para probar su acusación, Almada presentó documentos que obran en los Archivos del Terror descubiertos por él mismo, el 22 de diciembre de 1992.

Para ejercer su propia defensa ante la insólita demanda, Almada recurrió al Consejo de la Magistratura solicitando una copia autenticada del currículo del Ministro electoral y delator de la represión, Juan Manuel Morales. La información fue negada en virtud de la red Odessa paraguaya que protege a los represores que sirvieron al dictador de Paraguay, similar a la red que Martin Bormann y otros criminales de guerra del nazismo estructuraron en Sudamérica para protegerse de organizaciones que los buscaban para rendir cuentas por las atrocidades cometidas durante la Segunda Guerra Mundial.

Precisamente muchos de los criminales de guerra nazis buscados por Simon Wiesenthal, Beate Klarsfeld y organizaciones anti-fascistas encontraron por mucho tiempo refugio en Paraguay. El ángel de la muerte de Auschwitz Josef Mengele, el carnicero de Riga Edward Roschmann, el ex agente de la GESTAPO devenido en traficante de heroína Auguste Ricord, el as de la Luftwaffe Hans Rudel e inclusive el lugarteniente del Fuhrer Martin Bormann gozaron, entre muchos otros criminales, de la cálida hospitalidad que el régimen neo nazi de Stroessner brindaba a una extensa lista de criminales internacionales e incluso terroristas de todas las latitudes.

El Paraguay ejercía un especial magnetismo sobre los nazis por el origen teutón de Stroessner, descendiente de bávaros y gran simpatizante de los métodos y la ideología de Adolf Hitler. Mucho antes que el Paraguay se convierta en refugio de criminales de guerra nazis, había sido la tierra prometida del precursor del antisemitismo alemán Bernard Foester, cuñado del filósofo Friederich Nietzche, quien se suicidó en la localidad paraguaya de San Bernardino luego de haber fracasado su intento de crear una colonia de arios puros en Nueva Germania.

Las ideas nazis germinaron en Paraguay por la arraigada cultura autoritaria, y en la segunda mitad del siglo XX tuvieron su auge gracias al contexto internacional favorable que representaba la guerra fría. Como resultado de su enfrentamiento con Moscú, Washington impulsó en Latinoamérica la militarización del poder político y el fascismo preventivo abocado a proteger los intereses del capital imperialista.

Con ironía Martín Almada hace notar en su misiva que el 20 de abril de 2008 llegó a su término la “era de Stroessner”, es decir la práctica politiquera de nombrar a jueces e integrantes de tribunales por cuotas de méritos espúreos y lealtades sórdidas, sin tener en cuenta los títulos, méritos y aptitudes sino la filiación neo nazi y adscripción a los códigos de la impunidad.
También advierte a Sánchez de las consecuencias de su insistente encubrimiento a represores, y que el artículo número 5 de la actual Constitución Nacional paraguaya establece que el genocidio, la tortura y la desaparición forzosa de personas y el homicidio por razones políticas son imprescriptibles. Menciona además otro artículo constitucional donde se establece el derecho de las personas a recibir información veraz, responsable y ecuánime, punto que constantemente es violentado por los propietarios de los medios de comunicación paraguayos, en su mayoría empresarios que hicieron fortuna a la sombra de la represión.

El juzgamiento de estos sectores se dificulta por el hecho evidente de que el obispo Fernando Lugo ha llegado a la presidencia del Paraguay con el respaldo de muchos de los neo fascistas propietarios de medios de comunicación y referentes de la dictadura de Stroessner, así como con los votos de los partidarios del dictador. Muchos de estos grupos hoy incluso presionan para obtener espacios en el gobierno, cuando deberían estar en el patíbulo preparándose para rendir cuentas.

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris