Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Apuntes para un después

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 29 de abril de 2008, 02:59 h (CET)
Sin duda, la sensación de que España no volvería a ser lo que fue, provocó la unánime reacción intelectual que se ha conocido, para la Historia, como la del “Noventa y ocho”. A pesar de haber transcurrido casi un siglo de su irrupción en las letras, en la ciencia, y en las artes españolas, son contemporáneos. Su ideología modeló, en buena parte, el pensamiento que todavía sigue vivo. Más, esta ventilada columna sostiene, con la firmeza que le da el hecho de estar asentada en el granito del macizo Central ibérico, que otra generación intelectual, también “regeneracionista”, ha de surgir de entre las cenizas y la escoria que dominan el actual panorama español; la generación del “Dos mil ocho”. O, al menos, ahora está naciendo, con su madurez hará acto de presencia en quien sabe qué año, a no tardar. La del “98” nació a luz pública a raíz de lo acaecido aquel año, pero, todos habían nacido años antes.

También sin duda, esta última generación sentirá parecido decaimiento, tras el cual reencarnará la España de después, la de siempre, aunque su historia esté por escribirse. Irremediablemente, las centenarias plazas de soberanía en África pasaran a manos marroquíes, o, a ser compartidas administrativamente. La presencia española en la insularidad canaria, igualmente, está destinada a dar paso al continente africano, como geográficamente le corresponde, y, para no ponérselo más difícil a esa futura generación, hay que confiar en que el Islam no vuelva a campear de Despeñaperros para abajo.

Lo que, también, está claro, es que las independencias regionales son cartas jugadas sobre el tapete. En las postrimerías del Califato cordobés, los reinos de “taifas” establecieron la sucesión del mismo, y, poco a poco fueron recuperados sus territorios para la España ibero-romana-gótica anterior al año 711. Todo un precedente actualizado por la deriva de “lo” autonómico. España -como tarea común-, no hay que ser un águila para distinguir que “ya no vende”, y, que, otros afanes ocupan su lugar.

El ímpetu de las independencias “de comarca” planta sus reales en el llamado “solar patrio” apolillado y descompuesto. Un barco pesquero bajo pabellón vasco (¿), ha sido apresado por piratas, y la diplomacia y el ejército de todos los españoles, han acudido a rescatarles “como sea”. La gestante y primípara ministra de Defensa hubiera sido una heroína más de la Historia de España, si todos los hombres de armas hubieran sucumbido y una “débil” mujer, en estado de buena esperanza, hubiera tenido que asumir el mando para “salvar la patria”, como se decía no hace tanto; tan poco, que en estos días se conmemoran los 200 años del alzamiento popular que terminó con la intención napoleónica. Agustina de Aragón, en aquel tiempo, asumió el papel de artillera y provocó la huida de los franceses frente a la Puerta del Portillo en Zaragoza. Otro apunte para la “generación del 2008” es esta paradoja: sin guerra declarada, también la mujer está capacitada para asumir la defensa.

Y, otra anotación; la “guerra del agua” retrotrae la península a sus épocas más tórridas, cuando la tecnología no se había desarrollado, y no existía ni siquiera el “conceto” de para qué sirven, ni como se hacen, los pantanos, ni los canales. La España del “Chiqui-chiqui”, ¿ha tocado fondo? “Unfortunately”, como diría un pedante, no lo parece. Se ha de ver, todavía, recorrer la cuesta abajo de una imprecisa multitud de incoherencias, y, entonces, aparecerá el antedicho regeneracionismo. El mismo de otras ocasiones. Es una cuestión genética que alumbró las glorias del “Noventa y ocho”, y la Historia seguirá. ¿Cómo?... el catalejo de esta columna se orienta ahora hacia una bola cercana, y no de cristal precisamente, sino granítica, la de la “Bola del Mundo” en la cumbre de Navacerrada...

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris