Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Haylos y “ahilos”

Marino Iglesias Pidal
Redacción
sábado, 26 de abril de 2008, 04:05 h (CET)
Cogí los listados completos de todos los agentes literarios y editoriales que, de España, aparecen en Internet, y envié un correo electrónico a todos y cada uno preguntando si podía remitirles un manuscrito de novela. Respondieron tres: uno para decirme que estaba especializado y la novela no era su especialidad, una editorial para decirme que estaban saturados y no recibían, y otra editorial diciéndome que se lo enviara a su departamento de lectura. Naturalmente, lo envié, y hoy recibí respuesta de que nanay.

Quizá sea el hecho que acabo de exponer, o mi incapacidad para admitir que, posiblemente, mi novela sea un asesinato de la gramática o una mera gilipollez, lo que me impulsa hoy a escribir; quién sabe. Lo que yo creo saber es que hay mucha gente que atenta contra la gramática con mayor alevosía que yo, y que ven, para mí inexplicablemente, publicadas sus ¡rompecojonadas insufribles!

Hace unos días escribí aquí “¿Tienen los españoles dendritas preponderantes en los bigotes?”. Ayer me "asaltó" un amigo en la calle para soltarme sin más: ¡¿Pero tú te diste cuenta de cómo escribiste el haylos del verbo haber?!

Le expliqué. Quizá no leíste a un articulista que el día antes se preguntaba si España era un país de paletos. En virtud del antagonismo entre sus ideas y las mías, lo que yo hacía no era sino remedarlo, porque él lo escribía así: “haberlos ahilos”.

Entramos entonces en una discusión. Yo estaba seguro de que no era la ignorancia lo que había llevado al articulista a escribir “ahilos”. Hace un rato, este amigo me llamó por teléfono para decirme que lo había leído y él estaba más inclinado hacia la teoría de la “ignorancia”. He vuelto a leer al susodicho - en el día de hoy le han vuelto a publicar - y he observado que, una de dos: o ignorante o patoso. Pues no maneja correctamente los “porque/por que, dónde/donde, sólo/solo…”

Pero, por mucho que me fuña, a él deben de pagarle por escribir, y yo ya he perdido toda la esperanza de ver publicada mi novela o mis cuentos cobrando por ello. El articulista puede pensar: Si dicen, que dizan, los que me interesan me hacen, y los que no, mientras no me hazan...

Y yo ajo y agua.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris