Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Las botas militares, el obispo y el dictador

Luís Agüero Wagner
Redacción
sábado, 26 de abril de 2008, 03:57 h (CET)
Uno de los hombres de confianza del presidente paraguayo saliente, el general Heriberto Galeano, sorprendió a la opinión pública esta semana visitando al presidente-electo-obispo Fernando Lugo en sus propias oficinas, siendo recibido con deferencia y amabilidad por el religioso-político. El general Galeano había sido jefe de seguridad del presidente Nicanor Duarte Frutos hasta un escándalo por enriquecimiento ilícito y espionaje a la oposición, siendo beneficiado por medidas judiciales muy criticadas por los referentes del gobierno electo, que hoy guardan silencio ante la aparición en sus filas de un personaje de tan cuestionada imagen.

Aunque algunos interpretaron la presencia de Galeano como un presente griego del presidente saliente, la desconfianza ganó los ánimos de la mayoría de los adherentes de Lugo presentes en el local.

Esta indeseable presencia desató la primera crisis en el frente del Obispo, dado que la representante del gremio de amas de casas, Sara Servián, amenazó con reiniciar sus medidas de desobediencia civil contra el nuevo gobierno al que ayudó con votos para ganar los recientes comicios.

La gremialista afirmó que Duarte Frutos había soltado a sus ladrones para que acudan a contaminar al obispo, y en medio de gritos histéricos recriminó al presidente electo anunciando cacerolazos antes de que se produzca el traspaso de mandos, previsto para el 15 de agosto. Varias mujeres se unieron a la sindicalista y con improperios y golpes de escobas persiguieron al militar por las dependencias del local hasta que el heroico miembro de las Fuerzas Armadas decidió replegarse y refugiarse en la cocina del obispo. Los hombres de la prensa presentes en el escenario de la batalla debieron proteger sus cámaras y micrófonos para no recibir golpes de las enfurecidas mujeres que apoyaron al religioso en las últimas elecciones. A la señora Servián se sumaron otros grupos y miembros de la prensa que criticaron airadamente la presencia de un represor en la oficina del obispo, departiendo amablemente a puertas cerradas temas que no fueron revelados al público.

El general Galeano había desatado una crisis entre el gobierno saliente y el electo cuando se declaró “el brazo armado” del presidente Duarte Frutos. Más adelante el escándalo se agravó cuando se descubrieron en su residencia elementos de espionaje telefónico.

Aunque Galeano adujo que solo acudió porque el obispo quería felicitarlo por su cumpleaños, nadie dio crédito a la versión y la cordial audiencia produjo estupor entre propios y extraños. La combativa gremialista de las amas de casa anunció que desde ese instante era opositora al obispo.

A la noche, en un programa de televisión, un antiguo funcionario del régimen neo nazi de Alfredo Stroessner, hoy conocido partidario del obispo y candidato a ministro del Interior - Luís Aníbal Schupp- defendió airadamente al dictador y reivindicó los logros del militar que gobernó con sangrientas represiones en Paraguay por 35 años y se constituyó en la década de 1970 en pieza clave del Operativo Cóndor. Schupp es recordado por haber causado estragos con su autoritaria conducta en varios lugares donde fue asignado como sátrapa por Stroessner, entre ellos la movediza frontera paraguayo-boliviana, una de las más permeables del mundo en materia de narcotráfico, tránsito de armas y contrabando de todo tipo.

Schupp también es conocido en Paraguay por su manifiesto desequilibrio mental, y sus manifestaciones incoherentes.

En el mismo programa, el candidato a diputado por el PMas de Paraguay- que a diferencia del boliviano es financiado por donaciones de la IAF manejada por George W. Bush- y agente de la National Endowment for Democracy, Camilo Soares, amenazó con la cárcel a los miembros del tribunal electoral en el caso de que los conteos de votos no le permitan ingresar a la cámara de representantes. La prepotencia de Soares, favorecido de USAID y de las mafias que dominan la prensa del país, se explica por el notorio respaldo que brindó a su candidatura el embajador norteamericano James Cason.

Mientras Soares recorre medios de comunicación protestando porque sus votos no le permiten llegar a la cámara de representantes, las mafias de la prensa han iniciado una pugna por la concesión de derechos sobre casinos y prostíbulos, hoy toda una prioridad en el nuevo gabinete.

En tanto estos episodios se producían, el círculo de asesores que rodea al obispo ha anunciado que imitará a la “izquierda vegetariana” del presidente uruguayo Tabaré Vazquez en sus acuerdos con Estados Unidos y su confrontación con Argentina y Brasil, comprometiendo seriamente el futuro del MERCOSUR.

El gran fracaso de la izquierda fabricada de Soares y otros grupos que responden a intereses de Washington ha dejado al obispo absolutamente desprotegido en el Congreso, dado que se confirman cifras desastrosas y los escaños obtenidos se cuentan con los dedos.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris