Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

Chacón se echó al monte

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
sábado, 26 de abril de 2008, 03:53 h (CET)
Debo confesar que estoy sorprendido. Hace unos días decía en un artículo que me alegraba del nombramiento de Carme(n) Chacón como ministra. Y me alegraba a pesar de que sabía que estaba ante una antiespañola, ante una persona que durante años apoyó todo lo que iba contra España (contra la “puta España”, que decían ella, sus amigos, aliados y mediocres que anteponían Cataluña a España”), ante quien dio aires y aventó las horteradas y barbaridades de aquel ‘mindundi’ mediopensionista a quien España se la sudaba “por delante y por detrás”.

Que la cabra tira al monte, no hay duda. Antes o después se echa al monte, si no lo está desde hace tiempo. Me recuerda a alguno de los directores generales de la Junta de Castilla y León, que se echaron al monte hace tiempo y se cachondean de Juan Vicente hasta la extenuación. Sí, como lo oyen, se echan al monte acusando a los demás de haberlo hecho. Y no solo eso, sino que tienen cogido ‘por las colgaderas’ al propio presidente.

Carme(n) Chacón, digna ministra de defensa hasta ayer, se ha echado al monte atentando contra la libertad de los militares. Presume injustificadamente de su situación frente a las mujeres en estado de buena esperanza. Nunca tanta mediocridad había hecho tanto daño, a la vez, a tanta gente digna. Chacón ya ha demostrado que no se merece el pan que come y, mucho menos, los honores que la han regalado temporalmente.

La vulgar chulería de Chacón, doña Carme(n) le ha perdido y le ha granjeado la antipatía y la risión del personal. De todo el personal: empezando por el de tropa y acabando por el personal civil de su propio ministerio. Dentro del socialismo se empieza por la represión a “As”, “Marca”, “Interviú” y blogs no afectos al régimen ‘sociata’ y se acaba por restringir la libertad de expresión o condenar la libertad de compromiso.

No solo actúa como predica, sino que representa la vergüenza contra la igualdad y la discriminación positiva. Que se lo pregunten a las barrenderas embarazas, a las maestras itinerantes, a las albañiles en estado de buena esperanza y a todas aquellas mujeres que arriesgan en su trabajo, orgullosas del estado de gestación.

Al fin y al cabo, Chacón ni arriesga, ni entusiasma, ni nada. Estamos ante una mediocridad de la desgracia, pero en ‘gracia’ ministerial. Desde ayer se ha convertido en lo más vulgar que acoge un Ministerio. Los altos cargos del ejército la ven como enemiga y más ahora, desde que ha empezado a atentar contra la libertad individual y la colectiva. Se ha adueñado de Internet, sabedora de que es un medio donde se la desprecia hasta el grado máximo. Y por donde se le atacará por sus atrocidades y su patosa misantropía.

Nunca los ciudadanos nos hemos sentido tan avergonzados, tras las medidas de represión adoptadas. La satisfacción nos ha durado cuatro días. El carácter fascista que la acompaña donde va, ha salido a relucir con inmediatez. Y es que la izquierda lleva el cartel de parricida desde hace décadas: empieza matando a su hermanastra, la libertad, y acaba ahorcando a su madre, la República. No creen en la libertad ciudadana y mal interpretan con abuso la propia.

Carme(n) Chacón ha hecho honor al pensamiento de Claude Chabrol, cuando decía que la “la tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus límites, la tontería no”. A partir de aquí se nos insultará desde la trinchera ‘retroprogre’, pero es algo que tenemos asumido quienes luchamos por la libertad en sentido amplio y soportamos la amenaza por ello a diario.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris