Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los derechos de los niños

J. Enrique Mújica
Redacción
viernes, 25 de abril de 2008, 12:53 h (CET)
En 1979, Año Internacional del Niño, se inicia la redacción de la "Convención de los Derechos del Niño", documento que será aprobado en 1989 por la ONU. ¿Qué se buscaba con él? Esencialmente, destruir a la familia.

¿Cómo? Desmantelando los derechos y responsabilidades de los padres sobre sus hijos y sacrificando el bienestar de los infantes arrancándolos de la familia para entregarlos al Estado. Liderando la consecución de este objetivo estaban algunos grupos de feministas radicales que pretendieron que los niños ejercieran sus "derechos" para que la mujer pudiera librarse de la maternidad. Así, disfrazados de "progresos", se impusieron algunos nuevos puntos que difícilmente estaban a favor de los niños: se privilegiaba, por ejemplo, el inmiscuirse del Estado en el ámbito privado de la familia en una prerrogativa tan fundamental de los padres como el educar a sus hijos. Es decir, se cambió el legítimo interés por el bienestar del niño por una falsa y peligrosa visión de un niño autónomo con los mismos "falsos derechos" que se proponían para los adultos, amenaza real para la autoridad de los padres y la integridad de la familia. Todo esto bien se puede resumir en un antagonismo artificial a modo de rivalidad entre los derechos de padres y los de los hijos. ¿Y es que no es así? No. Los derechos de los padres sobre sus hijos les enriquecen, no les coartan. Y viceversa respecto a los derechos de los niños. El hacer aparecer una porfía entre ambos no es justo. Primeramente porque no son contrarios sino complementarios y, en segundo lugar, porque también implican obligaciones o, lo que es lo mismo, responsabilidades.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris