Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Españoles en Catalunya? ¿Dónde señora Vicepresidenta?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 24 de abril de 2008, 00:09 h (CET)
Bien señores, no sé si alguno de ustedes vivirá en Catalunya ni si ha percibido del clima que en ella se respira ni si ha tenido ocasión de comprobar la animadversión de una gran parte de su ciudadanía hacia Madrid y, por extensión, hacia aquellas regiones que tienen simpatías por España, como nación de todos los que nos sentimos españoles. El hecho es que Catalunya y, en especial Barcelona, se ha transformado, en unos pocos años, en algo irreconocible, y cuando me refiero a ello, quiero decir que los que hemos conocido a Barcelona antes del advenimiento de los gobiernos de izquierdas y antes de que la nueva moral y ética, aportadas por el PSOE y los partidos separatistas, sustituyeran a las que predominaban entre la ciudadanía catalana con anterioridad; nos es difícil poder encontrar alguna similitud entre la culta, educada, sensata, acogedora, respetuosa con las opiniones ajenas, amante de sus costumbres, comedida y cosmopolita sociedad catalana, de hace cuatro o cinco años; con esta nueva concepción de un nuevo modelo de comunidad, donde predominan, en una miscelánea promiscua: los independentistas extremistas (que provienen de antiguos grupos terroristas); separatistas moderados; comunistas y, esta nueva forma de comunismo reivindicativo conocido como los Verdes; antisistema; okupas; bandas de criminales provenientes de los países del este; grupos de gays y lesbianas; bandas hispanas; colectivos árabes que entrenan a guerrilleros; progresistas despendolados y, en fin, todos aquellos elementos precisos para hacer de la antaño conocida por su limpieza, hospitalidad y seguridad Barcelona, en una verdadera torre de babel, de costumbres licenciosas aceptadas por la mayoría de la ciudadanía como algo respetable e inevitable. Todo está permitido, menos ser español.

Es por eso que, cuando hemos podido escuchar a, el apaga-fuegos del PSOE, la señora De la Vega, salir al quite del cúmulo de acusaciones que les están llegando a los socialistas, por haber despreciado el Plan Hidrológico Nacional cuando entraron, en marzo del 2004, en el gobierno por considerarlo inadecuado; recordándoles que ahora, ante la situación de sequía en Catalunya, han tenido que acabar por trasvasar agua del Ebro para evitar que los catalanes nos muramos de sed. Ya le pueden dar vueltas a la noria, tanto la señora De la Vega, como el señor Montilla o el propio San Papucio que, por mucho que lo quieran disimular y lo llamen como les de la gana, en definitiva, van a sacar agua del Ebro para traerla a Barcelona y esto, señores, para cualquiera que conozca, mínimamente, la lengua castellana tiene un nombre: trasvasar. Pero lo más curioso de la alocución de la Vice de la Vogue, ha sido que, vean por donde, se le ha escapado la siguiente frase: “Los españoles de Barcelona tienen derechos como los demás” ¿A quién se estaría refiriendo nuestra estimada vicepresidenta?, ¿acaso a los escasos supervivientes que quedamos, como si fuéramos un quinta columna, defendiendo nuestra identidad?, o ¿a los que nos precedieron y ya reposan bajo tierra que, por desgracia para ellos, ya no necesitan agua? O es que, todavía no se ha enterado que en esta tierra de María Santísima, gracias al Estatut y a los separatistas ya no queda un solo español. Pero, ¿dónde vive esta señora?

Y ahora habla de que los que piden agua porque la necesitan como el pan; los ciudadanos de Murcia y Valencia, a los que se les negó en su día lo del PHN, que piden con razón “que, si se le da agua a Catalunya, nosotros también tenemos derecho a que se nos dé”. Nadie, señora De la Vega, le ha negado el agua del Ebro a los catalanes, no falseé usted la verdad; lo que ocurre es que, si se les da a los catalanes (que en su día la rechazaron, recuérdelo usted) tanto las comunidad de Valencia como la de Murcia tienen su derecho, y yo diría más, la obligación de defender a sus ciudadanos, reclamando para ellos los mismo derechos que los catalanes. Por si no bastara la confusión creada acerca de este tema, ahora se han enzarzado, el Ejecutivo y Montilla, en una discusión respecto a quién va a pagar en definitiva los gastos del trasvase. En su día lo hubiera pagado la CE pero entonces no quisieron; pero como la pela es la pela, en una disputa entre sefardíes, no acaban de ponerse de acuerdo en quien va a ser el pagano. Yo se lo diré: los ciudadanos de a pie con nuestros impuestos.

Debiéramos recordarle al señor Montilla que, por lo visto, tiene la memoria flaca, que los 30.000 millones de euros que les arrancaron al gobierno central con motivo del famoso Estatut, supongo que serían para algo más que para tenerlos guardados en las arcas de la Generalitat ¿No?. Y por si fuera poco, pásmense señores, estos señores haciendo gala de cara dura, hablan de balanzas fiscales. Pero todavía falta la guinda final: la financiación; los catalanes ya han puesto sus condiciones: quieren una negociación bilateral. Nada de terceros que puedan husmear en sus cuentas; nada de fiscales que pudieran evitar que Catalunya, como ya es habitual, se lleve la parte del león y, lo principal: limitar la aportación de Catalunya a la solidaridad nacional. ¿O es que se habían creído que estos chupópteros se conformarían con la independencia?, ¡no señores!, quieren más, mucho más, quieren que la vaca Estado los continúe amamantando aunque ya estén destetados. Y ¿a los demás? dirán ustedes, mordiendo el brazo de la butaca; ¿a los demás?, pues, si queda algo, se lo repartirán entre todos y, si no, se quedarán con un palmo de narices. Vean ustedes lo que dijo Rui Barbosa, el escritor, jurista y político brasileño respecto a los abusos: “ Los abusos son todos compadres unos de otros y viven de la protección que mutuamente se prestan” Tomen nota.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris