Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Rajoy, partidario de la nada

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 22 de abril de 2008, 02:58 h (CET)
Les confieso que estoy entre perpleja e indignada tras conocer la invitación de Mariano Rajoy, candidato de momento único a presidir el Partido Popular, a que liberales y conservadores abandonen, si así lo desean, la gran formación de la derecha política española.

Perpleja por la contundencia del “moderado y centrista” Mariano Rajoy. Una contundencia que no ha mostrado cuando de la primera gran mentira de la legislatura, esto es, el trasvase del Ebro a Barcelona, se trataba. Contundencia que se viene echando, y mucho, en falta en las filas de la oposición en la cual Soraya (toma machismo, Moreno) se queda encantadísima de la vida por reunirse horas y horas con Alonso, no conseguir sus objetivos –cinco presidencias de comisiones- y, encima, ceder y empezar a negociar con los que les consideran enemigos la renovación del CGPJ y del Tribunal Constitucional. Y todo para antes del congreso de Valencia.

Indignada por la invitación expresada por el presunto líder de los populares. Porque, oiga usted, señor Rajoy, si liberales y conservadores le toman, como deberían hacer si de verdad tienen las convicciones de las que presumen, la palabra y se marchan del Partido Popular… ¿quién quedará? Pues los socialdemócratas.

Socialdemócratas que no existen y no precisamente porque como afirmara la semana pasada Francisco Camps “la socialdemocracia no existe en España porque la enterró Zapatero” ni porque lo diga el intelectual Pío García Escudero, sino porque, como sostiene un tal Ludwig von Mises, que no es nadie al lado de esos faros que guían occidente llamados Alberto Ruiz-Gallardón, Javier Arenas, Pedro Arriola o Pepiño Blanco, socialismo y democracia son radicalmente –sí radicalmente, no moderada ni centristamente- incompatibles. La propia socialdemocracia es una gran mentira que sólo encubre oportunismo trepa o socialismo rancio.

Así pues, Rajoy, que se ha cubierto de solvencia ideológica, quiere que en su partido quede la nada. Y ahí llegamos al meollo del asunto, que es el centro arriolista. Por fin. Nada.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris