Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La niña de la niña

José Carlos Navarro (Toledo)
Redacción
lunes, 21 de abril de 2008, 02:03 h (CET)
Embarazada de siete meses la ministra de Defensa visita las tropas destacadas en Afganistán, tras un pesado vuelo militar acompañada de ginecólogo y asistentes.

Ahí tenemos a la Carme Chacón que en campaña se autodefinía la niña de Felipe, con la niña -o niño, que para el zapaterismo el sexo se hace no se nace- en su vientre pasando revista a nuestros militares. Del taxi con pañuelos blancos y pitando de la parturienta rompiendo aguas descrito en las películas españolas de los sesenta, pasamos al igualitarismo militar con una ministra que pudiera sacar el pañuelo de la ventanillla del avión por medio mundo, hasta llegar al hospital de La Paz. Fuerte pisa Chacón que no se arredra ante nada. Tiemble De la Vega, y reflexione el marido de Sonsoles con la "Igualdad" que no ha conseguido un turno rotatorio presidencial hombre-mujer. La niña de Felipe lo hará abuelo político. La hija política del gobierno Zapatero presente ante las tropas mientras su madre manda el "firmes". Chacón uno, Zapatero cero. El presidente solo lleva en vuelos oficiales a sus niñas -biológicas- a Lanzarote y a Londres a un curso de ingles que ni siquiera hicieron. La otra sin haber nacido, ya conoce el afgano.

Noticias relacionadas

​Sánchez con síndrome de Diógenes

Como siempre, la culpa no será del Gobierno sino del PP y de la extrema derecha por atreverse a hacer preguntas incómodas al Gobierno

​¿Urgencias económicas a costa de más coronavirus? ¿Una imprudencia más?

““El que camina a grandes zancadas no irá muy lejos.” Lao Tsé

La alienación de las masas

​Los cambios de criterio de este hombre respecto a una cosa tan seria como es la salud de las personas y la contención de la epidemia son dignos de la veleta más voluble de cualquier campanario

​¿Creen ustedes en algo?

Ya sé que no se lleva hablar de Dios ni recitar el Credo. Vivimos convencidos de que el mundo está en nuestras manos y Dios sobra

​Confinamiento, sana distancia, otredad e individualidad

“Soy lo que soy por el otro. Soy yo por lo que soy”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris