Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Desarrollos Inmobiliarios “La Hostia”, S.S.A.L.

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 16 de abril de 2008, 01:09 h (CET)
Hace unos días comentaba en uno de mis escritos de opinión titulado “¿Sin ánimo de lucro?” que la congregación de los Salesianos de Alicante se había librado, por decisión de los tribunales, de pagar más de 318.000 euros por la venta de unos de terrenos de su propiedad, al considerar que la Iglesia y sus congregaciones y ordenes religiosas estaban exentos del pago de impuestos.

Dedicando un poco más de tiempo, el que no le dediqué en su día a la hora de escribir mi opinión con respecto al caso antes citado, me encuentro en mi archivo con que el diario “El Plural”, haciéndose eco de una noticia dada por la SER, nos daba cuenta, el 22 de enero pasado, de que “el Obispado de Ávila gana 19 millones en un pelotazo urbanístico” (sic). Ello, según “El Plural”, era debido a que la Iglesia obtuvo esos 19 millones de euros por la venta de unos terrenos rústicos que habían sido recalificados previamente por el gobierno local del PP. Decía la noticia que con esos 19 millones, pelotazo urbanístico según los informadores, el Obispado pagó la deuda de más de 6 millones de euros que arrastraba la Universidad Católica, impulsada por Antonio Cañizares y Ángel Acebes que por aquel entonces era alcalde Ávila.

Por otro lado me encuentro en mi archivo otra noticia dada por “El Plural”, el 24 de febrero del año en curso, según la cual la Generalitat Valenciana tuvo que “soltar” 4,8 millones de euros por el descalabro económico, según la fuente de la noticia, que se produjo con la paralización, por falta de financiación, de una obras para construir un templo ecuménico cerca de la valenciana población de Oliva para materializar una idea de García Gasco y de Zaplana. El ayuntamiento de Oliva había cedido 25.592 metros cuadrados para ubicar dicho templo y a la vista de los desastrosos resultados urgió a la Iglesia a que se los devolviera.

El pasado sábado, día12 del corriente mes, el Diario “Levante” nos informaba de que el arzobispado de Valenciana, regentado, como es sabido, por García Gasco, vendió en 2006 a una constructora, un solar que poseía en Gandía por 1,6 millones de euros y sobre él la constructora ha plantado un edificio de viviendas. Se da la circunstancia de que este solar pasó a manos del arzobispado por medio de una donación que hizo José Pascual Romero Ferrándis, en el año 1993. Esta donación fue “acompañada” por otra, del mismo donante, que suponía la entrega de casi ochenta millones de pesetas. Todo ello condicionado a que el solar se empleara para la construcción, sobre él, de un templo y el dinero para sufragar parte de las obras. Todo ello quedó conformado por la firma de un documento firmado por el donante y por García Gascó, en el cual se decía que el donante “siempre que las leyes canónicas y civiles lo permitan” pedía a cambio que en esa iglesia reposaran los restos mortales de él y de sus padres. Un portavoz del cardenal García Gasco, ha asegurado que el dinero está en un depósito y que la parroquia se erigirá. “Se erigirá”, puede, no lo pongo en duda, pero desde luego no en ese solar. Pero esto, a mi modo de ver, no explica en absoluto el porqué de la venta del solar objeto del acuerdo. Aclaro: Las siglas S.S.A.L. quieren decir “Sociedad Sin Ánimo de Lucro”.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris