Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Ministra a la defensiva

José María Moncasi de Alvear
Redacción
miércoles, 16 de abril de 2008, 01:09 h (CET)
El pasado sábado Zapatero fue citado en Zarzuela por SM el Rey. Precepto constitucional. Era su hora. Con la mano sobre Constitución y junto a la Biblia y un crucifijo, R. Zapatero eligió la fórmula de la promesa en lugar de la jura, no de bandera. Desconozco si el actual presidente del gobierno cumplió su servicio militar. No es de su incumbencia, me dirán. Es otro tema.

El leonés expresó su fidelidad al cargo y el gobierno salió del armario. No es lo que piensan ustedes. Me refiero a qué parió. Los próximos cuatro años, los que nos quedan, así serán. Dará a luz bajo los focos y taquígrafos. La pacifista de Québec y separatista de corazón pasará revista a las tropas. Lo hará hoy tras recibir los honores de ordenanza. Está bien que una mujer encabece la cúpula militar. Tras el Rey. No se olvide usted, querida ministra.

Un periódico titulaba a cuatro columnas que Zapatero presentaba el gobierno a punto de estrenar. El más moderno, el más actual. Más mujeres que hombres. La contabilidad no es su fuerte. Al parecer, no se cuenta a usted, presidente. ¿O es que se le han saltado? ¿Quién ha osado a tacharle de la lista?

Santiago González dice en su blog que algunos medios han situado a R. Zapatero a la misma altura que Sarkozy o incluso que a la Reina de Inglaterra. Utilizan el término ‘homólogo’, cuando realmente el único Jefe de Estado es el Rey Juan Carlos. R. Zapatero. ¿Qué pretende difundir o igualar? Nos basta con el Ministerio de la igualdad.

Por cierto, Bibiana Aído – así se llama la elegida – paseaba ayer junto a sus padres por las calles de su Cádiz natal. Sonreía. Ya iba de ministra sin haber prometido su cargo. A su padre se le veía un rostro desencajado. Alegre pero cansado. Y es que será su hija, la ministra, la que nos quiere hacer a todos iguales. ‘Tocada’ por la gracia de Chaves, dicen los mentideros que ya se piensa en ella como sustituta del propio presidente andaluz. Me cuadra. Y que mejor que un ministerio para darla a conocer. Moldeable parece, joven y muy flamenca. Su currículo apuntaba a mileurista, pero de promotora de flamenco llegó a diputada. En su escacho ni se ha sentado. ¡No le ha dado ni tiempo! Y es que mes y medio da para mucho. ¡Vaya carrerón! lleva esta jovencita.

A mí esto de la desigualdad sí que me va. Un ministerio de desigualdad. Entre los propios españoles. Y mucha. A unos se les trata mejor que a otros. Depende. Según en qué lugar se haya nacido. ¡Sí es que pisar San Jerónimo no basta para conocer la realidad!

Y si hablamos de Defensa. Mi hija me decía ayer que no entendía como a una mujer la aupaban a esta cartera. “Sí las mujeres queremos no defender sino que nos defiendan”. Ante tanto loco, machista y acosador, añado yo. Sí es que es verdad lo que dice mi primogénita. Me quedo con la ministra que va a parir. ¿Inaugurará guardería? D. Félix Roldán se despachará a gustito. Entre biberón y biberón, aquí le dio mi opinión. Y a ver si dota a nuestras tropas de algo más que una cunita.

Me entra la curiosidad, querida ministra: Si su esposo, mi paisano Miguel Barroso, solicitará la baja por maternidad a su ‘América’ protegida o será usted misma la que dé de amamantar a ese futuro soldado español. Nacido en Cataluña. Que quiere a esa nación que a su madre le da de comer. Rancho y algo más. Da igual. Y es que España no hay más que una. Por eso la llamo, Ministra a la defensiva.

____________________

José María Moncasi de Alvear es consultor de comunicación.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris