Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

¿Habrá aprendido?

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 15 de abril de 2008, 00:39 h (CET)
¿Es preciso conceder una segunda oportunidad al “peor presidente” que ha tenido la democracia desde la Transición? Casi, casi, la cuestión se presenta un problema de conciencia, de injusticia, al otear el nuevo panorama establecido en España tras las elecciones. Un individuo que públicamente ha mentido de manera compulsiva, que por cuestiones particulares ha sido capaz de remover la Historia de España canallescamente, en un capítulo que ya sólo pertenece el juicio científico de los historiadores, y que ha removido circunstancias dolorosas de miles de españoles que las habían conseguido sumergir en el olvido. Casi todo se le puede pasar por alto menos enfrentar a unos españoles contra otros, porque ya casi todos se querían, o, al menos, se toleraban con cariño. Un payaso que con sus acrobacias, igual ha enfrentado por mala educación, a esta nación con el Estado más poderoso del mundo, como abría las puertas de España al Islam rencoroso. Un político capaz de ceder para perpetuarse, ante nacionalismos cainitas, y, en fin, un hombre cuya principal condición ha sido la de disimular para conseguir convencer a “media España” de que no hay crisis, de que cualquier inmigrante tiene su porvenir asegurado en esta tierra de promisión tan vieja cual piel de toro utilizada como alfombra de paso en el zaguán.

Tal vez, una sencilla facultad estaba encubierta entre tanta incuria como se lleva reflejada, la de estirar el dedo índice, mojarlo con saliva, y levantarlo para ver “de dónde” sopla el viento. Acertado o no, es el Presidente elegido por una mayoría más que suficiente de españoles, y, que, con las “artes” que fueren -tal vez las conocidas de “como sea”-, está elegido para ser el facundo gobernante de los próximos cuatro años, o más… Todo barco, naufrague o capee airoso una tormenta, tiene un capitán, y este es el que ha tocado en suerte para la próxima singladura.

Por el bien general, como mínimo, merece el beneficio de la duda. Y, hasta preguntarse ante lo inexorable: ¿Habrá aprendido? La competición frente a los políticos que le han caído en suerte, no ha sido dificultosa. Llamazares, Carod, Ibarreche o Más, y, especialmente, ¡Rajoy!... no le ha resultado difícil “merendárselos”. Hay tiempos que discurren a favor de las más insospechadas personas. ¿Qué ha sido de aquel aterrador comunismo español, estalinista y “matacuras”, que en los años de la “guerra fría” amenazaba con misiles nucleares apuntados hacia diversos lugares de la península? Primero fue el “decano” de las dos “españas”, Carrillo, que, pasteleando, se esforzó solo por algo tan justificable como situarse, él mismo, en el bienestar propio de un patricio; así mismo, desaprovechó a un gran político como el nuevo “califa” cordobés; y ha llegado al atolladero de la mano de un enano gritón y acomodaticio formado en la Cuba de Fidel. Al “cazurro” Carod hasta sus conmilitones han descubierto sus apetencias burguesas. Y los catalanes, algún día no lejano descubrirán que no les conviene aquello de “Nosaltres Sols!” (¡Nosotros solos! en castellano). Y, los vascos, pues ¡ahí te quiero ver, escopeta!... ¿ganará ZP?... ¿ganará la ETA?

¿Y qué se está apreciando en el partido de Rajoy? Las urnas han sido contundentes al señalar que sólo hay dos partidos políticos transcendentales en la nación, y que uno ha obtenido algunos votos más que el otro. La “guerra civil” interna desencadenada al perder las elecciones es una clara demostración de “por qué no ha ganado” el PP. Con la mano sobre la Constitución, los españoles repiten un presidente al que hay que observar en sus movimientos, aunque sólo sea con el “spray” matamoscas levantado. ¡Ojalá que haya asimilado algo!

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris