Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

¿Son federalistas?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 13 de abril de 2008, 01:44 h (CET)
Ahora va a resultar que los de la “España, ¡una!”, esos mismo que dicen que España se rompe y que hay que salvar a España, cuando conviene a sus intereses partidistas no tienen inconveniente alguno en pasarse por el forro las leyes que emanan del Gobierno de España.

Ahí tenemos la Ley contra el tabaquismo y la asignatura de Educación para la Convivencia (EpC) que se incluye dentro de la Ley Orgánica de la Educación (LOE), en ambos casos tanto el Gobierno autónomo de Madrid como el de la Comunidad Valenciana (CV) han mostrado su desacuerdo con ambas leyes y han introducido importantes modificaciones y supresiones en los respectivos textos que el Gobierno de España y los representantes de los ciudadanos en las Cortes Generales, aprobaron en su día.

De la Ley antitabaco lo único que ha quedado de ella en Madrid y Valencia es que los no fumadores sigan tragándose los humos del tabaco que fuman los demás, en ambas comunidades sus gobiernos se han “fumado” esta ley, y que la EpC pueda ser motivo de objeción de conciencia. Por cierto, en lo de la EpC en la Comunidad Valenciana han llegado hasta el extremo de hurtar a los estudiantes a que aprendan algo que es más que necesario en una sociedad cada vez más deshumanizada: a ser solidarios. En la EpC entre otras muchas cosas se dice lo siguiente: “Conocer las causas que provocan la violación de los derechos humanos, la pobreza y la desigualdad, así como la relación de los conflictos armados y el subdesarrollo”. En la CV han suprimido este punto. Habrán pensado que esto puede “manipular” y “deformar” las mentes de nuestros jóvenes estudiantes y que en vez de convertirse en personas solidarias es mejor que aprendan y practiquen aquello que dijo Horace Smith, de que “la caridad comienza por nosotros mismos, y la mayoría de las veces acaba donde comienza”. Caridad es ayuda y ayuda es solidaridad.

Pues ya ve usted, por ahí andan los de la “España, ¡una!”, a más de salvapatrias, saltándose a la torera las leyes que emanan del Estado y comportándose como auténticos federalistas. ¡Cuánto cinismo!

Noticias relacionadas

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original

La gestualidad de Sánchez y su incondicional apoyo mediático progre

“Si quieres entender a una persona, no escuches sus palabras, observa su comportamiento” Albert Einstein

Cándida candidata del PP en Madrid

‘Cándida’, según el diccionario, es el adjetivo que califica a la ingenua que no tiene malicia ni doblez, o que es simple, poco advertida

Respetar es sinónimo de libertad

¿Podemos cortar de raíz toda manifestación contraria al sentir del pueblo?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris