Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

La insaculación de Bono

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 13 de abril de 2008, 01:44 h (CET)
Con una palabra tan extraña como ésta que nos recuerda a antigua iglesia y a la frase latina “per saecula saeculorum“ aunque no tenga mucho que ver con su significado (por los tiempos de los tiempos), nos ha sorprendido recientemente el Presidente del Congreso, el albaceteño José Bono.

Mucho deben aburrirse nuestros representantes cuando por una palabra tan sonante, no digo bien o malsonante, como ésta se echan unas risas. Pero siempre es mejor el buen humor que las caras largas que a veces se gastan algunos diputados.

Estaba el susodicho político explicando que para un determinado trámite legal del momento se necesitaba realizar el proceso de insaculación, ante las risas y extrañezas de sus señorías, remató la explicación diciendo: “insaculación..., de saco...”, no sabemos si aclaró demasiado porque de nuevo las risas se dejaron escuchar.

La palabreja en cuestión que, por supuesto está en el diccionario, (a veces ellos en su rápida e insustancial verborrea utilizan palabras inexistentes) y que significa: “poner en un saco, cántaro o urna, cédulas o boletas con números o con nombres de personas o cosas para sacar una o más por suerte”, tiene también una segunda acepción: “introducir votos secretos en una bolsa para proceder después al escrutinio”.

Al llevarse la insaculación a la acción, es decir al extraer la bola, el número o el nombre del diputado a partir del cual comenzaría el esperado proceso legal se acentuaron las risas, simplemente porque la curiosa insaculación se decantó por el número ciento sesenta y tantos, es decir, el número del señor Gaspar Llamazares. Es posible que también se escuchara alguna risa amarga.

Pero así las cosas, sus señorías han pasado de contemplar la cara de seriedad, enfado y recriminación del anterior Presidente, también manchego, a lo que está por llegar con el nuevo dirigente, el imprevisible Bono, quien ya ha demostrado lo camaleónico que es en los cargos y lo cambiante que para él es hacer política, ya que si él mismo fuera una canción recordando al viejo programa de la artista Raffaella Carrá, elegiríamos el tema de Mª Isabel, y siempre en masculino: “Antes muerto que sencillo”.

Si alguien pensaba que la política con él iba a ser aburrida, estaba totalmente equivocado. Nada como subir a las alturas del hemiciclo al señor Bono para imponer un orden especial y un nuevo y divertido talante. Pero estén atentos porque no va a ser la insaculación la única palabra o frase que se le achaque a modo de chiste. En su retórica lingüística, parda o culta, como buen y socarrón manchego, lo mismo busca la sonrisa comparándose con su cantante homónimo que convierte un grave insulto en broma taurina de cabestros bravos y mansos.

Llegó Bono y se hizo la insaculación y per saecula saeculorum surgió el cambio que afectará a las nuevas señorías. Ojalá que dominen el mejor vocabulario para entenderse, de momento el Presidente ya les hace trabajar mirando el diccionario con la nueva pero vieja palabra sobre extracción de bolas. Por cierto, puestos a analizar también el verbo sacar viene de la raíz de saco y, por descontado, de la misma familia de la analizada insaculación.

Claro que si nos centramos en la segunda acepción del vocablito, habrá insaculación para rato porque sus señorías deben emitir bastantes votos secretos a lo largo de la legislatura. O sea que habrá insaculación con Bono “ad aeterna”, que es casi como decir “per saecula saeculorum”. Frase que sabemos que nos habla de espiritualidad, de tiempo y de siglos pero que parece que se refiere al particular saco lingüístico que con buen humor utilizará Bono.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris