Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Mujeres del Siglo XXI  

Casarse por la Iglesia es un chollo

Remedios Falaguera
Remedios Falaguera
sábado, 12 de abril de 2008, 08:07 h (CET)
“¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!” (Santa Catalina de Siena)

Sí, han leído bien. El amor de “uno con una y para siempre” es posible. Y no me voy a dejar “arrugar” por prejuicios que obstaculicen su defensa .

A pesar de las rupturas familiares producidas en España - una cada 3,6 minutos-, y de los dramas personales, familiares y sociales que se derivan de ellas; a pesar de que la cultura dominante ataca frontalmente y sin escrúpulos al cristianismo; a pesar de la marea que nos envuelve del “todo vale” en el amor, el sexo y la convivencia; a pesar de todo ello... no me voy a dejar avasallar.

¿Y por qué?

Sencillamente, porque la gracia sacramental que Dios concede a los que se quieren unir en su presencia, existe, y yo soy testigo de ello.

Les cuento: Llevo casada 24 años con el mismo hombre. Raro en esta época, ¿verdad? Y les puedo asegurar que si no hubiera sido por la gracia que Dios concede a los que juntos quieren realizar su proyecto de amor de por vida, “lo nuestro” no hubiera funcionado. Es más, dice un amigo común de la infancia que nuestro matrimonio es la 6ª prueba de la existencia de Dios.

¿Cómo es posible que dos personas tan distintas hayan podido vivir juntas durante tantos años y se quieran hoy muchísimo más que el día que se comprometieron?

Sin querer extenderme mucho, creo que una de las razones fundamentales es saber que cuando nos casamos nos entregamos el uno al otro por entero; no sólo lo que éramos entonces, sino todo lo que íbamos a ser juntos desde entonces; en palabras mas conocidas, porque nos entregamos el uno al otro “para toda la vida”; ser conscientes de esta realidad (que nos es una ilusión, sino que se puede tocar con las manos) nos ayuda a resolver nuestras pequeñas diferencias, nuestras quejas, nuestros problemillas, …

Porque no nos preocupa tanto si “el otro yo” es la persona ideal , como el hecho de trabajar para ser nosotros la persona apropiada para él.

Porque el deseo de dar y compartir es superior a la avaricia de poseer.

Porque la lealtad, el respeto, la amistad y el amor son los fundamentos de nuestra fidelidad.

Porque saber pedir perdón y echarle mucho sentido del humor nos ayuda a volver a encarrilar nuestro sueño… ¿Inalcanzable? ¡No!

Por eso, nosotros, como muchos otros, hemos dedicado para que esto funcione miles de horas, alguna que otra lágrima y cantidades enormes de sonrisas.

Solo así, tenemos la seguridad de que, por muchas pruebas que tengamos que sortear a lo largo de nuestro camino juntos, “lo nuestro” es para toda la vida.

¡Porque NUNCA estamos solos, como decía San Pablo: "Quien inició en vosotros esta buena obra, la irá consumando".

Ya lo siento por los que se lo pierden! ¡Tal vez aún estén a tiempo!

Noticias relacionadas

Paradigma científico

Con su libro La estructura de las revoluciones científicas Kuhn cambió la historia de la ciencia para siempre

El discurso que pagamos

El caso Flick estalló en 1981 cuando una inspección fiscal

Jugando al juego del engaño, utilizando al pueblo de pin-pan-pum

Percibimos que la bonanza de la que continuamos gozando va a tener fecha de caducidad

Amigos de novedades

Jesús es la imagen del Dios invisible

Los más ateos, en política, son quienes más satanizan

​Con una sola ojeada, es fácil darse cuenta de que, con los amigos a los que va a tener que llegar a pedir ayuda el señor Sánchez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris