Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

España y Zapatero en el filo de la navaja

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 12 de abril de 2008, 08:07 h (CET)
Tal como nos presumíamos el TC se ha comenzado a despertar de su letargo de los últimos meses ¡No podía interferir con su trabajo en la concentración pre–electoral de los ciudadanos! Y, después de los comicios, ha comenzado a dar señales de vida. Era evidente que el retraso en tramitar determinados asuntos “escabrosos” para el PSOE, tenía todas las connotaciones precisas para que, muchos ciudadanos de a pie, tuviéramos la mosca detrás de la oreja respecto a lo que se estaba cociendo en tan alto tribunal. La primera “parida” fue la resolución por la que se apartaba a dos de sus magistrados ( supuestamente afectos al PP) por estar “contaminados” al haber expresado sus prevenciones en contra del Estatut catalán con anterioridad; ahora han parido, a los pocos días, otra de sus resoluciones “ejemplares” al rechazar el recurso del PP contra la Ley Orgánica, que regula este mismo tribunal, por el que se argumentaba limitación de las funciones del Senado y vulneración del tiempo del mandato para el presidente del Constitucional.

Lo que desde meses estaba cantado se acaba de materializar. España ha entrado, con la reincorporación de Zapatero a la presidencia del gobierno, en la fase definitiva en la que se va a imponer, ya sin los obstáculos que se lo impedían durante la pasada legislatura, la verdadera doctrina del señor Rodríguez Zapatero; que consiste en la construcción de un nuevo modelo de nación en la que, como ya nos anticipó en su discurso de investidura, “no hay una sola manera de sentirse español”. Olvídense de que todos los españoles somos iguales ante la Ley; de que en España tenemos un idioma que nos une y que tenemos el deber de conocer y el derecho de utilizar; de la unidad de todos los pueblos y regiones de España. Todo esto ha quedado enterrado bajo los escombros que han ido acumulando los nacionalismos fanáticos, que como escarabajos peloteros han ido recolectando, bajo los cimientos del Estado español, la inmundicia separatista y las basuras progresistas, con el beneplácito de ZP y sus secuaces, para así conseguir cuartear la unidad del país y la solidaridad entre los españoles.

Los nuevos vientos ya nos han traído una muestra de lo que nos espera. En cuestión económica los pronósticos que nos llegan de las más altas instancias financieras y de los organismos más solventes en la materia, son para preocuparse seriamente. El señor ZP y sus ministros podrán reírse del las predicciones del FMI o de la FED e incluso tomarse a broma lo que dice el BCE, pero lo que no podrán negar es el deterioro progresivo de nuestro panorama económico. Las constructoras están cayendo a miles; las suspensiones de pago se suceden sin solución de continuidad; las ventas de automóviles han descendido un 27%; los impagados van adquiriendo proporciones alarmantes; las ventas de electrodomésticos del mes de marzo ha bajado en un 30%; no se venden pisos; las hipotecas cada vez son más difíciles de conseguir y los intereses por causa del Euroibor están cada vez más prohibitivos; la confianza de los españoles desciende sin parar y los bancos y cajas de ahorros que sufren las consecuencias de haber valorado con exceso las casas sobre las que han concedido hipotecas, ahora se encuentran con que las garantías reales no les cubren las desvaloraciones que están sufriendo los inmuebles hipotecados ( estas son las “sub prime”, que Zapatero decía que no nos afectaban) Se anuncian bajadas de precios en la venta de inmuebles de un 15% a un 17% y, mientras tanto, para intentar contener esta avalancha de impagados, tanto la FED como el BCE, se cansan de inyectar millones para que los grandes bancos no entren en barrena.

Entre tanto, un triunfalista Zapatero intenta engañar a los ciudadanos hablando de crisis “coyuntural”, de perspectivas halagüeñas y de ayudas como los 400 euros y alquileres para jóvenes cuando sus grandes proyectos sociales, como la Ley de Dependencia todavía están intentando despegar. Las obras públicas, que presenta como la gran panacea, para compensar los millones de desempleados que se esperan en los dos años próximos, también deberán pagarse y uno, en su ignorancia, se pregunta ¿con qué medios se financiarán?, si las recaudaciones del Estado, lógicamente, van a disminuir a causa del crac de la construcción y la ralentización, ya evidente, de las ventas en otros sectores que ya están experimentando los ramalazos de la falta de poder adquisitivo de los ciudadanos. Milagros, y especialmente para los ateos y descreídos, no los hay, por lo que los ciudadanos deberán empezar a sumar dos más dos y ver cuál es el resultado que les da la suma, a no ser que prefieran esconder la cabeza debajo del ala esperando que todo se va a solucionar por si solo.

Si, como el inmutable Solbes, nos fiamos de que todos están equivocados menos nuestro gobierno socialista; si esperamos el maná del cielo para evitar los efectos de la crisis y si confiamos que desde el resto de países de la UE o de los EE.UU nos van a tender una mano; es que ignoramos que España está endeudada hasta las narices y que ya ningún banco importante se fía de nuestro crédito internacional. El señor Zapatero puede regodearse todo lo que quiera con su victoria y puede pavonearse en el Congreso con los millones de electores que lo han votado porque, si no estoy muy equivocado, será la propia economía; el desempleo causado por la recesión y aquellos potentados que tanto le han ayudado a estar donde está, los que, al final, le van a demandar que cumpla sus promesas y, mucho me temo, que lo va a tener difícil. Siempre he sustentado que el talón de Aquiles de estas falsas democracias totalitarias,( como las de Venezuela, Uruguay, Nicaragua, Cuba y todas las restantes de América, África y, con toda probabilidad, España); está en la economía, que siempre acaba por poner a cada cual en su sitio. Los socialistas, como dice el dicho,”nos han querido meter los dedos por los ojos” y, sin embargo, me temo que al final van a salir por la puerta de los carros.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris