Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Toda persona importa por pequeña que sea

Ana María Ros (Cádiz)
Redacción
viernes, 11 de abril de 2008, 08:46 h (CET)
El domingo amaneció un poco rarito. Nos levantamos tempranito, con idea de pasar el día en el campo con las niñas pero al final cambio de planes, acabamos comiendo en casa de mis padres porque el día de pronto se nubló. Después de almorzar, volvió a resplandecer el sol, llegamos a casa, y pensamos, ya que no hemos podido ir al campo ¿vamos al cine? A Ana y a Lucía se les iluminó la cara. Tan sólo una peli para niños HORTON, un elefante que un día encuentra una mota, dentro de esa mota, hay vida, un pequeño país, lleno de seres diminutos. Durante toda la película ese peculiar elefantito no ha parado de repetir: TODA PERSONA IMPORTA POR PEQUEÑA QUE SEA, el elefantito ha luchado contra su particular sociedad en la selva, para defender a esa motita, a la vida que hay en ella. Cuando estaba en peligro esa motita gritaba y gritaba para que la escucharan pero la sociedad selvática y salvaje no la oía. Y no he podido evitar hacer una comparación, ¿Cuantos niños no nacen por ser motas en nuestro vientre? ¿Cuántas mujeres no escuchan su voz interior, esa que nos dice a todas Dios te ha regalado una criatura y la posibilidad de criarla en tu vientre? Pero no la escuchan, nuestra sociedad es muy parecida a la selva donde vivía el Elefante HORTON, y nosotras tenemos la obligación y el deber de poder gritar el mensaje, ese mensaje que tímidamente se lanza desde esta película infantil, por cierto, os la recomiendo. La pena; en el cine tan solo si a caso 20 personas, vi. a muchos padres con sus hijos e hijas de la edad de la mía mayor (7-8 años), pero no estaban en esa sala, todo lo demás que se proyectaba (terror, violencia, sexo, etc.) lo de siempre. Esto nos debe hacer reflexionar a todos.

Al final, la peli acaba con final feliz (es para niños), HORTON, logra salvar a la mota de la muerte, y la sociedad selvática es convencida de que UNA PERSONA ES IMPORTANTE POR PEQUEÑA QUE SEA. El elefantito añade algo más, ESCUCHAR EL INTERIOR, SI todos lo hiciéramos a lo mejor algún día llegaría a esta sociedad ese final feliz, ni un niño más sin vida, ese ser diminuto es una personita y es importante. También puede ser aplicado a los hijos, que tenemos, y la importancia que deben de tener en nuestra vida, pero reconozco que lo primero que se me vino a la mente, fue: los realmente indefensos, los que ni siquiera llegan a nacer.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris