Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Zapatero, con otros zapatos

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
jueves, 10 de abril de 2008, 07:50 h (CET)
Zapatero, por lo que parece, ha aprendido dos lecciones. La lección de sus fracasos y la lección de las urnas. De los primeros, para no repetirlos; de las segundas, para tener en cuenta sus resultados. Con ello, se ha presentado al Congreso, para pedir el voto de investidura, con una música distinta en su discurso y con otros zapatos para empezar a andar la nueva legislatura.

En su discurso, entre vaguedades y algunas concreciones puntuales, hay menos promesas imposibles, que llevan a la decepción y al descrédito, como le ocurrió en su anterior mandato de “promesas incumplidas”. Incumplimientos escandalosos que tanta munición dieron no solo a la oposición, sino también a los que fueron sus propios socios, que le llevaron a la presidencia. Esta es su nueva música.

Y para empezar a andar, más coherente con lo que dijeron las urnas, ha elegido otros zapatos. No los prestados por unos socios, que ya no tiene ni en rigor necesita, sino los suyos propios de una mayoría minoritaria, con la ayuda de ofertas de pactos al Partido Popular de Rajoy, para las grandes cuestiones de estado.

Aparece, pues, un Zapatero con menos hipotecas de grupos minoritarios y más dispuesto al diálogo con el mayor partido de la oposición. Es imaginable, en consecuencia, una legislatura menos crispada y sin tanta frívola improvisación.

Sin duda, desde la izquierda extremista se levantarán las críticas a su giro a la moderación, y desde los nacionalismos se clamará al cielo por la recuperación de la idea del socialismo tradicional de que, por muy plural que sea, “la España plural es España”.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris