Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Zapatero, con otros zapatos

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
jueves, 10 de abril de 2008, 07:50 h (CET)
Zapatero, por lo que parece, ha aprendido dos lecciones. La lección de sus fracasos y la lección de las urnas. De los primeros, para no repetirlos; de las segundas, para tener en cuenta sus resultados. Con ello, se ha presentado al Congreso, para pedir el voto de investidura, con una música distinta en su discurso y con otros zapatos para empezar a andar la nueva legislatura.

En su discurso, entre vaguedades y algunas concreciones puntuales, hay menos promesas imposibles, que llevan a la decepción y al descrédito, como le ocurrió en su anterior mandato de “promesas incumplidas”. Incumplimientos escandalosos que tanta munición dieron no solo a la oposición, sino también a los que fueron sus propios socios, que le llevaron a la presidencia. Esta es su nueva música.

Y para empezar a andar, más coherente con lo que dijeron las urnas, ha elegido otros zapatos. No los prestados por unos socios, que ya no tiene ni en rigor necesita, sino los suyos propios de una mayoría minoritaria, con la ayuda de ofertas de pactos al Partido Popular de Rajoy, para las grandes cuestiones de estado.

Aparece, pues, un Zapatero con menos hipotecas de grupos minoritarios y más dispuesto al diálogo con el mayor partido de la oposición. Es imaginable, en consecuencia, una legislatura menos crispada y sin tanta frívola improvisación.

Sin duda, desde la izquierda extremista se levantarán las críticas a su giro a la moderación, y desde los nacionalismos se clamará al cielo por la recuperación de la idea del socialismo tradicional de que, por muy plural que sea, “la España plural es España”.

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris