Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Taiwán

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 9 de abril de 2008, 06:57 h (CET)
En el último siglo China ha conocido solo dos grandes partidos: el nacionalista (KMT) y el comunista. El primero se fundó en los 1910s promoviendo la unificación de su país y luego entra en la esfera de Stalin. Empero, en 1927 el KMT masacra a los comunistas, se acerca a EEUU y se convierte en el principal gobierno chino mientras guerrea contra los rojos y luego el Japón.

Los comunistas inicialmente conformaron el KMT hasta que éste casi los extingue. La guerra civil de 1927-1949 culmina con la victoria de Mao. China se parte en dos dictaduras de partido único. En el continente dominan los comunistas con su economía planificada y en la isla de Taiwán se exilian un millón de nacionalistas quienes promueven el capitalismo bajo la tiranía de Chiang y luego de su hijo.

Ambas repúblicas se reclaman ser la verdadera China aunque en 1971 la de Mao substituye a la de Chiang en la ONU y en su consejo de seguridad. En los 1980s mientras Beijing va liberalizando su economía, Taipeh va liberalizando su unipartidismo. En 1996 Taiwán tiene sus primeras elecciones presidenciales y en el 200-2008 llega al poder la oposición ‘demo-progresista’ que ansía que ésta se conforme como una nación independiente de China.

En las elecciones taiwanesas del 22 de marzo el KMT gana con un 58% de los votos y se rechaza la propuesta de querer que Taiwán entre como tal a la ONU. El nuevo gobierno nacionalista buscará bajar las tensiones con Beijing.

Ahora los dos grandes partidos chinos lideran a ambas Chinas y ya no se encuentran en polos opuestos. Mientras hoy los comunistas promueven el capitalismo, los nacionalistas no creen que haya aún condiciones para una reunificación pero sí para ir hacia un mercado común.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris