Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Los latinos y la alianza roji-verde

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 8 de abril de 2008, 06:57 h (CET)
El candidato de los ‘rojos’ Ken Livingstone y la de los ‘verdes’ Siân Berry han firmado un pacto para apoyarse mutuamente en las elecciones para la alcaldía de Londres. Los dos sostienen que llamarán a sus electores a votar por el otro como su segunda opción.

Según el mecanismo que solo Londres tiene en este país, un votante puede marcar por su primera opción y si éste no reúne al 50% de los votos, se cuentan las segundas opciones depositadas a los candidatos que no entran a la disputa de los dos más sufragados.

Este tipo de alianzas es inédito. Los conservadores les propusieron a los liberales el tener un candidato común (que sería Greg Dyke, ex director de la BBC), pero los amarillos se negaron a hacer una plancha conjunta con los azules.

Los liberales juegan al centro y a buscar captar votos de los dos lados, por lo que rechazaron marchar tras la derecha.

A la derecha de los conservadores están varios grupos, sobre todo los desprendimientos del Partido pro Independencia del Reino Unido (UKIP) y los neo-nazis del Partido Nacional Británico (BNP), pero ellos no han hecho pacto alguno con los ‘tories’ y oficialmente no llaman a apoyar a Johnson como segunda opción (aunque muchos de sus votantes sí quisieran hacerlo para deponer al ‘rojo Ken’).

En los comicios del 2004 los laboristas con Ken sacaron el 35.7% de las primeras preferencias y los verdes el 2.9%. La suma de ambos llega al 38.6%, más de once puntos menos que lo que se necesita para ganar.

Mejor votación que los verdes la tuvo Lindsey German de ‘Respect’ y la ‘Lista de Izquierda’ que el 2004 obtuvo el 3.2% de las primeras preferencias. Sin embargo, Ken no quiere pactar con German pues los considera ‘ultras’ que promueven huelgas que él rechaza y ella le acusa de haber claudicado ante Blair en todo ‘haciéndoles de comparsa en sus ataques a los inmigrantes y trabajadores’. No obstante, la ‘Lista de izquierda’ llama a votar por él como segunda opción.

Esas tres fuerzas juntas sacaron en las elecciones a alcalde del 2004 casi un 42% de los votos. Gran parte del voto que decidió la nominación de Ken provino de electores de otras fuerzas menores y, sobre todo, del liberalismo.

El hecho que Ken esté en una situación no muy ventajosa y que el laborismo pudiese estar cerca de tener su peor derrota electoral en su oncenio, es algo que debería animar a los latinos y a las minorías étnicas a tratar de sacar ventaja.

Así como Ken negocia con los verdes y se asegura el voto de los trotskistas nuestras comunidades también deberían entrar a negociar.

Debemos aprovechar la coyuntura para decir que lo que queremos es que se considere a los latinos como otra etnia que aparezca como tal en los censos, que se de amnistía a los irregulares, que se les dé el derecho al voto, que se les dé igual trato en los empleos y centros de estudios y que se les permita desarrollar sus mercados.

Una ventaja que tenemos en Londres es que entre un tercio y la mitad de su población son extranjeros, característica que no la tiene París u otras grandes urbes.

Por ello es que llamamos a todos los medios y organizaciones de las comunidades iberoamericanas a unirse, plantear sus demandas y presionar a los candidatos para que vayan en esa dirección.

Los liberales han logrado reclutar varios líderes latinos y han tenido una candidata colombiana (Gloria Gómez) y otra ecuatoriana (María Linforth-Hall) para concejales. Muchos latinos dirán que mientras Ken a veces dice que quiere dar amnistía a los ilegales él nada hace por ello y apoya al gobierno que está haciendo las peores leyes anti-inmigratorias, los liberales, al menos, abiertamente llaman a dar formas de regularización a los ilegales. Los partidarios de Ken dentro de los hispanos, en cambio, creen que él ayuda en eventos culturales suramericanos, tiene simpatías para reconocer a las minorías étnicas y que los liberales son ‘tories amarillos’.

Ciertamente que muchos latinos quisieran negociar con los liberales mientras que los conservadores no muestran voluntad de acercarse a nuestra comunidad.

Lo que planteamos es que nuestra comunidad invite a todos los candidatos a conversar con ella en asambleas y a que los latinos y las demás comunidades (caribeños, africanos, indios, musulmanes, etc.) condicionen sus votos a condición que el futuro alcalde garantice un Londres muy multicultural y el freno a tantas nuevas medidas anti-inmigratorias.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris