Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mensaje a internautas cristianos

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
lunes, 7 de abril de 2008, 06:49 h (CET)
Me dirijo a ti, seas quien seas, internauta cristiano, que te mueves con mayor o menor habilidad y desenvoltura por este mundo maravilloso, que Dios ha puesto en tus manos que es Internet. Estoy seguro, que aunque lleves poco tiempo navegando por este medio ya te habrás dado perfecta cuenta, de las posibilidades para el bien o para el mal que es esta herramienta de comunicación mundial.

A veces habrás pensado: Si yo fuera periodista o persona con formación, tiempo y cultura, cuanto bien podría hacer a los demás. Quizás has sentido en tu interior un poco de sana envidia de los que escriben, publican y envían esos hermosos mensajes que tú has recibido y que te han impactado vivamente por su belleza, su contenido, su valentía y su ruego de que lo envíes a tus conocidos y amistades. De esto se trata precisamente.

Mira, amigo(a) cristiano(a) que estás leyendo estas líneas. No tengas envidia de nadie. Tú puedes y tú estás llamado por Dios y su hijo Jesucristo a colaborar en la extensión de su Reino en el mundo. Sí, tú, no lo dudes. Dios, tu Padre, tu amigo, te llama e invita a hacer muchísimo bien desde tu casa y con tu herramienta del ordenador.

Espera tu respuesta generosa.

Te escribe estas líneas un pobre cura mayor de pueblo, ya jubilado, pero todavía con alma joven, para animarte a que seas tú un gran apóstol y colaborador de Jesús, en este empeño. Permíteme te cuente alguna pincelada de mi vida. Tras un infarto del que me operaron casi a vida o muerte, gracias a Dios, salí con bien de la operación. Hace de esto unos 7 años. Desde entonces consideré como una propina el tiempo que estoy viviendo. Me metí más bien por curiosidad en este mundo de la informática sin ningún conocimiento de nada. No me arrepiento.

Hoy, a mis 77 años cumplidos, no me canso de dar gracias a Dios por el bien que he podido hacer, como instrumento suyo en este campo y que pienso seguir haciendo mientras viva, por este providencial medio.

Muchos lo usan sólo para su disfrute personal, que si bajar música, videos, chatear, relacionarse con desconocidos, divertirse etcétera. Pero sabes que hay también muchísimas buenas personas y excelentes cristianos, que emplean parte de su tiempo en testimoniar de mil modos y maneras el tesoro de su fe por Internet, de persona a persona y sin poner ningún límite ni barreras a su deseo de sembrar el bien.

Sí, también conocerás a muchos que emplean este medio para corromper, engañar, aprovecharse y difundir criterios malignos y diabólicos, anticristianos, anticatólicos y de perversión moral. ¡Allá cada uno con su vida y con su libre albedrío, para hacer o escoger, como en todo, entre el bien y el mal posibles¡

Presiento cercano el cambio que va a darse en el mundo en que vivimos, el día, que haya millones de cristianos como tú y como yo, que sean conscientes del bien que se puede hacer por este medio, sin ser cura, monja, periodista o profesional de los medios.

Simplemente por difundir todo lo positivo que recibas y trates de comunicarlo a los que tengas en su propia lista, es lo que por ahora en nombre de Jesús te pido.

Pruébalo a hacer y te sentirás feliz como nunca habías soñado. Te convencerás que merece la pena dedicar algo de tu tiempo, de tu vida, a esta personal tarea y misión.

Estoy seguro que serán muchas las iniciativas que al leer estas torpes líneas te vendrán a la cabeza, bien tú solo, como en unión con otras personas con las que te vas relacionando. No desaproveches ninguna ocasión de relacionarte positivamente con ellas y comunicarles todo lo positivo que hay dentro de ti o que otros te hayan enviado. Es el medio más sencillo y eficaz de hacer el bien. Usa para ello el mando REENVIAR y no dejes de mandar todo lo bueno y positivo a los destinatarios de TU LISTA.

Este mundo está dividido entre el bien y el mal. Los que somos cristianos y seguimos a Jesús y los que todavía no le conocen y siguen a Satán.

Tenemos los seguidores de Jesús el mandato terminante del Señor:”Id al mundo entero y predicad la buena nueva...No temáis, yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo”. Si este mandato de Jesús te dejase indiferente, perdóname. Tal vez me equivoqué al enviarte este mensaje. No eras tú el destinatario; pero al menos, hazme el favor de enviarlo a alguien que lo pueda aprovechar.

Un cariñoso saludo, un fuerte abrazo y mi recuerdo en la santa misa con mi bendición sacerdotal para ti y los tuyos. Afmo en Xto.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris