Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

En esperanza y acojone la ciencia se impone

Marino Iglesias
Redacción
domingo, 6 de abril de 2008, 08:33 h (CET)
Entiendo que haya muchos a los que no, que les brinde más esperanza Dios y les cause mayor temor El Diablo, pero a los que, como a mí, el razonamiento les niegue la existencia de estás entidades, en el campo puramente material, seguramente la ciencia les parecerá capaz de mostrarse como el mejor de los amigos o el peor de los enemigos.

¿Por qué esta reflexión?

No por las bondades, evidentes, que ofrecen los avances científicos, sino porque acabo de leer que el CERN (Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire – Consejo Europeo para la investigación Nuclear) tiene prácticamente listo, y en unos meses piensa ponerlo en marcha, el LHC (Large Hadron Collider – Gran Colisionador de Hadrones), el mayor acelerador de partículas jamás construido, que liberará una fuerza desconocida y comparable a nada que haya tenido lugar después del, ya popular, Big Bang.

De inmediato se me vinieron dos cosas a la cabeza, no sabría decir cuál primero: Una cuestión, que creo ha de corresponder a la física cuántica, ¡y los teletextos de TV! ¿Cómo hilvanará estas cosas el cerebro? Vete tú a saber.

Lo del teletexto porque es una muestra, que constantemente me enrabieta, de que la tecnología avanza a pasos de loco. Y tampoco me voy a quedar con las ganas de explicar por qué se me vino esto de “pasos de loco”. Es porque, hace unos días, mientras paseaba por la calle más céntrica de mi pueblo, observé con curiosidad como un individuo caminaba con largos, irresolutos, irregulares e inestables pasos (a punto de caerse en cada uno). ¡Oño! ¡¿Y éste qué hace?! No tardé mucho en hallar la respuesta. Las baldosas de la calle son heterogéneas componentes de figuras irregulares, y el hombre, por lo visto, tenía que pisar una ¡determinada y sin pisar raya! más adelante no habiendo asentado bien el pie en la anterior. Bueno, pues el teletexto. Pongamos que el tal tiene novecientas páginas, uno está en la veinte y mete la tres, que es la que quiere consultar. El coño bicho, en vez de echar atrás, que sólo tendría que salvar dieciséis, no, echa adelante para ponerte de los nervios recorriendo ¡ochocientas noventa y nueve antes de llegar a la tuya! ¡No, por favor! Cuando lo “enseñen” a buscar, lo primero, que “aprenda” el camino más corto. Esto me hace pensar que la ciencia quiere, sobre todo, dar pasos innovadores, sin preocuparse mucho de ir afinando, afianzando, los que va dando.

Lo de la física cuántica, de la cual mínima idea, pero cae de cajón, expresado con palabras que, dada mi ignorancia, no serán científicamente adecuadas: Dos experimentos “iguales” en “iguales” circunstancias darán resultados diferentes. Porque lo de “iguales”, para la realidad científica, a mis luces, no puede dejar de ser más que una mera expresión coloquial, pues tal condición es sencillamente imposible.

Esa gente del CERN no puede tener la “absoluta” seguridad de que después del “experimentito” vayamos a seguir aquí tan tranquilos, ¡ni siquiera de que vayamos a seguir aquí!

Y eso manda más huevos que los de Trillo.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris