Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Entidades de conservación: Los nuevos expedientes X

José Antonio Cuesta
Redacción
sábado, 5 de abril de 2008, 06:41 h (CET)
Marzo de 2008 ha sido un mes importante y no sólo por las Elecciones y la Semana Santa. Además de ellos, ha habido otros acontecimientos muy importantes para el nivel local en que se desarrolla la Asociación de Vecinos "Las Torres de Chilches" (Málaga).

Nadie puede saber si la casualidad o la causalidad fue la que hizo que las primeras notificaciones, anunciando la constitución de la Entidad de Conservación en el SUP CH-4 "Cortijo El Conde", llegaran a los vecinos 4 ó 5 días después de celebrarse las Elecciones.

No debe haber grandes escritores en la Gerencia de Urbanismo de Vélez. Fueron muy pocos los que llegaban a comprender algo de lo que se les decía en aquellos dos folios. Algunos confensaban que lo habían leído 4 veces y hasta del revés, pero que ni por esas.

Desgraciadamente para los intereses de la Gerencia, sí hubo un grupo de vecinos que lograron comprender el alcance de lo que no se quiso que se entendiera. Y ese grupo, coordinados a través de la Asociación, se encargó de examinar el expediente 68/07. Cuanto más se profundizaba en él, más defectos se encontraban a la actuación municipal. El primero y más grave, viniendo esta actuación de una administración publica, que se supone que está al servicio del ciudadano y no para servirse del ciudadano, es el de crear unos estatutos (base los llamaba la Tte. de Alcalde de Chilches) sin el consentimiento de los vecinos, que son los únicos válidos para crearse sus propias normas (art. 161.2 del Reglamento de Gestión Urbanística). Figúrense ustedes que los estatutos internos del Real Madrid C.F. se los crea el ayuntamiento de la capital y se quedan tan panchos. Para más inri se interna uno en esos Estatutos (que fueron publicados en el BOP del 29-10-07, y a los que no se les dio ninguna publicidad para que no hubiera lugar a alegaciones) y es para descubrir barbaridad tras barbaridad adornada con un montón de procedimiento administrativo. Barbaridades aparte como que los vecinos mantengan calles municipales, con su correspondiente alumbrado, saneamiento, reasfaltado, limpieza, y sean responsables de ellas (si una desgracia hace que caiga un árbol y te mata al gato, no denuncies al ayuntamiento, denuncia a los vecinos de esas calles municipales); afortunadamente el mantenimiento de las dotaciones y equipamiento municipales no nos causaba ningún susto, sencillamente no tenemos ninguno y de eso que nos libramos; bueno, pues, aparte de esas barbaridades que no terminan de entrar en la cabeza de cualquier ciudadano con un mínimo de luces, el redactor de los Estatutos no tiene otra cosa que poner que la entidad que pretende crear tiene una duración indefinida. Y el caso es que utiliza como legislación urbanística el Reglamento de Planeamiento. Debemos pensar que en la Gerencia de Urbanismo se les ha perdido una hoja de este Reglamento, más o menos a la altura del art.46,puesto que en su b.3 dice claramente que en la conservación de urbanizaciones, cuando corra a cargo de los vecinos, ha de indicarse claramente el tiempo al que se extenderá esta obligación. Por poco, por una hoja perdida, nos quedamos con una servidumbre para toda la vida. Menos mal que uno de nuestros vecinos encontró la hoja en cuestión y la ha fotocopiado para la Gerencia.

Y ahora entramos en la Ley, en nuestro Plan Parcial del año 1991. Siempre se ha dicho que hay distintas varas de medir según con quien se use. Que razón tenía quien lo dijo por primera vez.

Mientras duran las obras de urbanización al urbanizador se le obliga a constituir una entidad de conservación para cada fase. En 15 años no ha constituido ninguna y ni le ha pasado nada ni le han notificado nunca.

En cambio a los vecinos, qué despilfarro de papel: cientos de notificaciones sin motivo ninguno. Todas las que no le mandaron antes al promotor parece que nos la quieren enviar ahora a nosotros. Con ese despliegue de folios, se han cargado gratuitamente un árbol, árbol que podría estar brotando ahora en primavera si los técnicos de urbanismo que se encargar de redactar los informes se hubieran fijado que lo de constituir la entidad de conservación era obligatorio para el promotor-urbanizador, en tanto en cuanto duraran las obras. Un gesto tan simple como pasar la hoja siguiente y leerla les habría servido para comprobar los compromisos del ayuntamiento y promotor para con los futuros propietarios, que no se extenderán más allá de la recepción definitiva por el ayuntamiento de las obras de urbanizacion. Aún así el ayuntamiento daba la oportunidad a los vecinos para conservar su sector a través de una entidad de conservación (se lo agradecemos, pero que no) o, bien, conservaría el barrio pues como siempre, como se ha hecho toda la vida, con los medios municipales. Pobre árbol que se ha convertido en un montón de notificaciones inútiles, de ti nadie se acuerda ahora.

Y a pesar de todo esto, ¿no habrá habido alguna vez una votación en un Pleno municipal cambiando estas condiciones para que sean los propios vecinos, a pesar de todo, los que se encarguen del mantenimiento de sus calles? Pues, no. A alguien se le ha ocurrido que es más rápido aprobarles directamente unos Estatutos y, para cuando se enteren, aplicarle la política de hechos consumados. Lástima que una vez que los hechos no se han consumado, todas las actuaciones ya no sean válidas. Lástima que haya tan malos asesores en un ayuntamiento de más de 70.000 habitantes. Lástima, pero no.

A mí, lo que más pena me da, es el árbol.

____________________

José A. Cuesta Mendoza, vocal de Urbanismo de la Asociación de Vecinos "Las Torres de Chilches", del municipio de Vélez-Málaga.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris