Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

¡Menuda tropa!

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 5 de abril de 2008, 06:40 h (CET)
Si quieren que les diga la verdad anda invadiéndome desde hace unas semanas un profundo tedio en lo que a la política se refiere. Y es que cada vez entiendo menos a la clase dirigente que no gobierna lo que queda de nuestro país.

Verán: resulta que la muy antipatriota economía está haciendo aguas por todos sitios, que voy a la compra y me encuentro con que el litro de leche es más caro que el litro de gasolina –y anda que no es cara; menos mal que el dólar está devaluado porque… ¿se imaginan el barril de Brent a cien euros? - y que hasta el precio de la lejía se ha disparado; los datos del paro, con la estanflación llamando a la puerta, dan pavor y la venta de coches ha caído en picado tras la desaparición, por orden gubernativa, del Plan Prever, que era de lo más ecológico puesto que favorecía la renovación del parqué automovilístico; los concursos de acreedores –suspensión de pagos- de las inmobiliarias empiezan a dejar de ser noticia; en Andalucía ha muerto a manos de un pederasta una pequeña de cinco años por lo que algunos han venido a llamar “fallo del sistema” y la preocupación de los políticos, desapegados de las inquietudes reales del pueblo, es mantener la gran mentira de un derecho penal basado en la criminalización de la víctima y la victimización del criminal; no puedo conseguir mi partida de nacimiento si no es durmiendo a las puertas del Registro Civil porque en los funcionarios de Justicia andan en huelga y con razón; en Galicia los señores del partido que no condena el Holocausto no sólo quieren imponer la lengua en que deben oficiarse las misas, sino que pretenden, en clara copia de las políticas nacional-socialistas de Cataluña, multar a los comerciantes que rotulen en español; el PNV, caretas fuera, se niega a expulsar a los botones de ETA del Ayuntamiento de Mondragón, escenario trágico del último crimen perpetrado por los hombres de la paz y nos vende humo, mucho humo, para ver si esconde su indignidad el rato justo y necesario para que los de Z se pongan de alfombrilla; España se muere de sed y aquí no se construye un maldito pantano, acaso porque los analfabetos piensen que los pantanos son franquistas y tampoco hay Plan Hidrológico Nacional ; Melilla, territorio ansiado por el moro, se va a quedar más sola que la una. Suma y sigue…

¿Y qué hace el gobierno para paliar la crisis económica y garantizar la libertad y propiedad de los ciudadanos y hasta la vida de los niños? Nada. Absolutamente nada. Mirarse el ombligo.

Como remate nos acabamos de enterar de las dos últimas trolas de ZP, una de ellas, la del trasvase (“captación temporal de agua”, farfullan los caraduras que tratan de justificar lo injustificable) del Segre que conocía el gobierno desde antes del 9-M y que pidió a Montilla silenciar después de los comicios, una verdadera estafa electoral. La segunda, más de lo mismo: la tan cacareada reunión que el señor de la ceja iba a mantener con George W. Bush para, según él mismo declaró el pasado 13 de marzo, tratar “aspectos que afectan a intereses compartidos y algunas cuestiones internacionales” era una mentira más. “Hola, hola, ¿qué tal? Felicidades”. Eso es todo. Seguimos contando en el mundo menos que Mongolia, fiel aliada en eso de alianzarnos con cualquier cosa.

¿Y qué hacen los políticos de la oposición? ¿Acaso denunciar todos estos acontecimientos y proponer soluciones? No señor. Los de la oposición se dedican ahora a sestear, comer y conspirar. Sobre todo conspirar. ¡Qué tropa!

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris