Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Mariano, el único culpable

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
jueves, 3 de abril de 2008, 06:59 h (CET)
Vamos a ver, Mariano: es fácil engañarse a uno mismo y como se quiera. Puedes sentirse culpable o inocente por haber perdido las elecciones. Puedes sentir que has perdido o, si lo deseas, que las has ganado por el hecho de subir en diputados, porcentaje y votos. Puedes creer en tus votantes o disculparles por no haber sabido llevarte a Moncloa como presidente. Puedes pensar, sentir y considerar lo que quieras, pero eres el único culpable de haber elegido muy mal a tus asesores durante la legislatura pasada; eres culpable de haber hecho una muy mala oposición a un presidente mediocre, como Rodríguez, y a un gobierno acomplejado, aturdido y miserable por ver con los ojos de ETA. ¿Crees que eso te disculpa a los ojos de los votantes?

A partir de ahí haz lo quieras: dimite, aguanta, ridiculízate presentándote como candidato en junio. Es tu vida, tu libertad, tu decisión y tu futuro. Pero, repito, has perdido las elecciones del 9 de marzo, por ti mismo, por la mala elección de asesores, porque has generado falta de confianza en los electores y porque un ‘chiquilicuatre’ como Rodríguez te ha puesto a los pies de los caballos. Piensa en el ejemplo del pañuelo sujetado por uno de los picos, con mayor o menor extensión.

Y a pesar de la claridad de los argumentos, todavía dices Mariano que “si creyera que mi persona es un obstáculo que dificultó el triunfo del partido (…) no me presentaría a la reelección en el XVI Congreso Nacional del PP”. La ingenuidad es libre, como lo es la sobrevaloración de uno mismo. ¡Allá tú y tus circunstancias, como decía el otro! Pero, por Dios, Mariano, acude a provincias y habla con la calle. Pero con la calle real, con la de verdad, con la que se manifiesta en la Plaza Mayor de Salamanca, con la que se solivianta ante la incompetencia para resolver el problema de los topillos, con la que se oponía a que se llevaran el Archivo de la Guerra Civil de Salamanca, con la que lucha por Soria, con la que quiere a León en primera línea, con la que es conformista en Burgos, con la que lucha para sacar a Zamora del olvido,… Con esa es con la que debes hablar y no con tus presidentes provinciales que, por cierto, te ocultan la realidad. ¿No ves que hasta los propios votantes de dicen que te marches y dejes las manos libres al partido?

Mariano, la ilusión no es suficiente, ni para ti, ni para tu futura portavoz en el Congreso; aunque eso lo dejamos para otro día. Eso de aconsejar que se eviten los recelos y envidias en algunos territorios es para nota: sabes que no hay concordancia, ni afinidad, ni ilusión en ciertas comunidades autónomas; pero instas a que se haga la vista gorda y a que se mire al horizonte, como si nada sucediera. ¡Qué valiente y qué ignorante, a la vez!

Mariano, Mariano,… ¡Así no llegamos a ninguna parte! No entiendo que elijas el camino más dañino para hacer más daño al partido. Y, por si no era suficiente, veo que eliges a un incendiario en Castilla y León para elaborar los estatutos del partido. Pues, mira majo, que Dios te coja confesado. ¡Mala escuela has elegido y, tú sabes como nadie, que no es el mejor alumno!

De Soraya hablaremos otro día. Tiempo hay, datos también y, como bien sabes, el tiempo es el médico de las fatigas. Respecto a Pío García-Escudero, puedo prometer y prometo que has elegido bien. O, si lo deseas, has elegido bien la continuidad; aunque hace cuatro años se ‘columpió’ al elegir a Abejón como portavoz de educación en el Senado.

Sabes que has recibido numerosas cartas donde se te insistía en que se despreciaba a los ciudadanos, porque no se contestaba a ninguna de las aportaciones sobre educación. Seguramente, la papelera estará llena de informes y propuestas sobre temas educativos, donde se incidía en que el PSOE se equivocaba; incluso se te instaba a ‘acorralar’ a la ministra Cabrera con datos e informes. Pero tu portavoz de educación en el Senado ocultaba los mismos, las cartas recibidas y los datos. Prefería hacer el ridículo antes que reconocer su diario fracaso y su permanente incompetencia. Pero, claro, qué mas da, al fin y a al cabo los escaños ya estaban ganados.

¡Abre los ojos, Mariano, y no permitas que te la metan atravesada, como ha hecho ‘el Abejón’ durante estos cuatro años! Claro que, pensándolo bien, has logrado tu escaño y, a partir de ahí, los ciudadanos deben aprender a callarse y a dedicarse a sus cosas, como dice un procurador de Juan Vicente Herrera en las Cortes regionales, cada vez que toma dos Riberas, tres Toros un Prieto Picudo y media docena de Cigales. Allá tú, Mariano; pero acuérdate de este consejo que Stendhal daba a la humanidad: “El hombre que no ha amado apasionadamente, ignora la mitad más hermosa de la vida”. Aplícalo al desconfiado y te saldrán las cuentas.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris