Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Gays y niños

Clara Jiménez (Murcia)
Redacción
jueves, 3 de abril de 2008, 08:30 h (CET)
Dawn Stefanowicz creció con su padre gay y fue expuesta al estilo de vida homosexual; según su testimonio: cambio de parejas, conversaciones y abusos sexuales desde corta edad, voyeurismo, travestismo, sodomía, nudismo gay, pornografía, lesbianismo y bisexualidad, alcohol, drogas y abandono del hogar. A pesar de que ella perdona a su padre, considera que los "matrimonios" del mismo sexo son injustos para los niños e insta a los gobiernos a no legalizarlos. Ella afirma que la ansiedad, la baja autoestima, el miedo, las ideas suicidas, la confusión en la identidad sexual, la depresión e inseguridad, y un daño profundo e irrecuperable a su inocencia de niña, unido a un perjuicio indeleble a su conciencia, hicieron presa de ella.

Si los gobernantes escucharan sus conciencias, también ellos accederían a rechazar la homosexualidad por contravenir la moral y la dignidad personales y mucho más la adopción de niños. Los niños son lo más sensible que hay y no pueden ser violentados sexualmente sin que suponga un trauma irreparable. La homosexualidad es ante todo una exaltación del sexo por el sexo, y el amor verdadero, que los niños necesitan para su desarrollo, no tiene cabida.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris