Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Sotana y mordaza a la prensa

Luis Agüero Wagner
Redacción
miércoles, 2 de abril de 2008, 05:22 h (CET)
Una encendida polémica han generado los partidarios del obispo-candidato a la presidencia del Paraguay Fernando Lugo, aglutinados en el Movimiento Tekojoja pidiendo la cancelación arbitraria de un programa radial humorístico dirigido por el polémico locutor Manuel Bernardes, que se emite por una popular radioemisora de la capital paraguaya.

El grupo que emitió el pronunciamiento ha sido constante centro de polémicas durante esta campaña proselitista, dado que arrancó con un discurso de izquierdas y presentándose como una corriente adscripta al socialismo del siglo XXI para ir gradualmente mudando su discurso hacia el extremo conservador, al punto de recurrir a referentes del FMI y exponentes del neoliberalismo para promocionar sus planes económicos.

El eje de la campaña de Tekojoja se centra en un discurso de nacionalismo y anti-imperialismo selectivo con respecto al Brasil, que ignora la penetración imperialista de los EEUU por la sencilla razón que sus principales financistas son grandes beneficiarios de las donaciones de USAID que distribuye el embajador norteamericano James Cason, hecho que intentan disimular a través de la ONG fantasma Gestión Local.

Uno de los más destacados referentes de Tekojoja, Ricardo Canese, sobresale con un agresivo discurso anti-imperialista cuando critica a las políticas del presidente brasileño Lula Da Silva, pero en la columna que escribe en el ultraderechista diario ABC color se constituye en apasionado panegirista de las políticas energéticas de George W. Bush. A través de esta actitud claudicante ante el dueño del diario, Canese logra que Tekojoja ocupe grandes espacios en el susodicho medio de prensa.

Otro aspecto incoherente en el discurso anti-brasileño de Tekojoja lo constituye el hecho de que uno de sus más fuertes relacionamientos en el exterior lo vincula al derechista gobernador del estado brasilero de Paraná, Roberto Requiao.

La actitud prepotente de Tekojoja para con el desenfadado conductor se da en el marco de una disputa familiar que lo enfrenta con la depositaria de las donaciones de la embajada norteamericana de Asunción y a la vez financista del movimiento, Guillermina Kanonikoff. Es común en Paraguay que asuntos de índole familiar o personal como éstos pasen al plano político y motiven comunicados de gran difusión, sobre todo si el afectado es el financista de un partido o movimiento político.

La respuesta de Bernardes no se hizo esperar, y en la tarde de hoy lunes 31 de marzo convocó a su programa a un matrimonio afectado por uno de los secuestros en los que participaron discípulos del seminario dirigido por el obispo Fernando Lugo en San Pedro, y difundió grabaciones de conversaciones del hoy candidato a la presidencia del Paraguay con uno de los responsables del secuestro y asesinato de la empresaria Cecilia Cubas.

El pronunciamiento pidiendo coartar la libre expresión del comunicador afectado por este escándalo no es el primer paso desatinado del movimiento Tekojoja, cuyas propuestas políticas son en su totalidad reflejos de la línea editorial de la prensa que lo apoya y los intereses de la embajada norteamericana de crear disturbios en el MERCOSUR.

La vinculación se ha puesto en evidencia en otros aspectos, como en el notorio acceso a información confidencial que implican muchas de las denuncias del movimiento, que son proporcionadas por los servicios de la inteligencia de la embajada norteamericana de Asunción, y que constituyen puntos que recuerdan con demasiada frecuencia las polémicas que se generan durante las campañas electorales de Estados Unidos.

Una de las principales promesas de Tekojoja es confrontar con el gobierno del Brasil por el tema de la represa hidroeléctrica de Itaipú, cuya administración comparten Paraguay y Brasil. La promesa la trae un evidente respaldo de la embajada norteamericana y del sector de la prensa que domina el empresario Aldo Zucolillo, resentido en el tema de la represa porque sus empresas constructoras fueron marginadas de su construcción décadas atrás.

A pesar de todas estas realidades evidentes, gran parte de la prensa y movimientos vinculados a la izquierda latinoamericana sigue dando su respaldo a la candidatura del obispo Fernando Lugo, repitiendo un despropósito que en Paraguay ha tenido consecuencias funestas. Es normal que en este país los representantes de los gobiernos progresistas brinden solidaridad a referentes disfrazados de la embajada norteamericana, y contribuyan así, doblando el apoyo que recibe la infiltración, fortalecer la posición de Washington en la sociedad paraguaya.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris