Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

El paciente fantasma

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
jueves, 3 de abril de 2008, 07:03 h (CET)
Ronaldinho dice que no juega porque tiene molestias. En el cub nadie se lo cree, ni el propio jugador, pero todos le encubren. Rijkaard contesta con monosílabos cuando los periodistas de Barcelona le preguntan por Ronie. “Sí, tiene molestias”. “Sí, le duele”. “No, no está bien para jugar”. No es capaz de dar una explicación con más de cinco palabras, porque no la hay.

Ronaldinho se borra del equipo cada semana, y el Barcelona se lo consiente. Su argumento es que tiene molestias, y los servicios médicos del Barça dicen que no tiene nada. Es como cuando teníamos diez años y nos inventábamos dolores de cabeza y fiebres para no ir al colegio. “Mamá, creo que tengo fiebre”, “pues el termómetro no dice lo mismo, así que vístete y a clase”.

La diferencia es que si Ronaldinho dice que tiene fiebre, la tiene, aunque el termómetro marque 36 grados. El mercurio está por debajo de los grandes nombres. Y esta es la clásica historia de los últimos tiempos que suele terminar con el jugador devaluado, y el club resentido deportivamente y en términos económicos. Ni aporta nada en el césped, ni aportará una millonada cuando se vaya en verano, como pasó con Ronaldo. Encima, hay que pagarle. Lo único que aporta es mal rollo en el club y noticias frescas en las redacciones de los periódicos.

Como me suele pasar en todos los casos, no estoy de acuerdo con la opinión general del pueblo. Todos señalan a Ronaldinho como culpable, pero yo disiento. La culpa es del Barcelona, que le permite hacer lo que quiere. A Ronaldinho le pagan por jugar, y no juega, pero el club le paga. Que alguien me lo explique. Es como si un maestro no va a la escuela a dar clase ningún día porque dice que le duele la espalda, y se lo permiten. Y encima le pagan. Y a la semana siguiente otra vez lo mismo. Y otra nómina más.

Hacía tiempo que el Barcelona no se metía en jardines de este tipo. Desde que se fue Gaspart todo le ha ido bien, entre otras cosas, porque a peor no podía ir. Pero la tranquilidad vivida en las últimas temporadas está caducando. Ronaldinho no quiere jugar, Henry dice que echa de menos a su hija y que por eso no se centra, Deco no se siente a gusto como en años anteriores, y Rijkaard se ve en medio de la guerra sin saber a donde apuntar con los rizos.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris