Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Entresijos de la OPA a ENDESA

Sergio Brosa
Sergio Brosa
martes, 1 de abril de 2008, 04:16 h (CET)
En una extensa entrevista al presidente de ENDESA, José Manuel Entrecanales (45) que publicaba La Vanguardia de ayer domingo, se desvelan algunos de los entresijos de la OPA sobre ENDESA que lanzó inicialmente Gas Natural, rebotó la alemana E.ON, como decía Daniel Vindel en el programa televisivo de los años 60, Cesta y Puntos y finalmente se llevó el gato al agua ACCIONA de la mano de la italiana ENEL.

La discreción de la que hace gala el joven presidente de Endesa, sin duda heredada también de su padre José María Entrecanales junto con la presidencia de Acciona o tal vez por ello o ambas dos, además de por su capacidad gerencial puesta de manifiesto en la operación que comentamos, deja en la sombra gran cantidad de detalles político-morbosos más que propiamente económico-financieros que afectan a dirigentes de los dos partidos políticos mayoritarios, PSOE y PP y a otros, así como a los entes reguladores, la CNE y la CNMV y su presidente Manuel Conthe, al que este asunto le costó la renuncia al cargo.

Tal vez habrá que esperar 20 años a que el señor Entrecanales, José Manuel, se retire y escriba sus memorias, con un prolijo capítulo dedicado a esta OPA que ha sido una de las operaciones mercantiles más politizadas de Europa con España en la primera fila, después del asunto de la Barcelona Traction, a finales de los 60.

De la entrevista se pueden colegir ciertos detalles, aunque no pasan de ser una mera suposición con visos de realidad que no pretende tener carácter de certeza, pues ésta es tan sólo conocida por sus protagonistas.

Cuenta José Manuel Entrecanales que a las seis de la tarde del 26 de septiembre de 2006, día siguiente al del “dawn raid” –por el que se dan instrucciones a un agente de bolsa, después de cerrada la sesión, para comprar todas las acciones posibles de la sociedad antes de que se abran de nuevo los mercados al siguiente día– cuando disponía ya casi del 10% de Endesa, que recibió la llamada de Miguel Sebastián, responsable de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, para conocer de primera mano el alcance de la operación de compra de acciones que se estaba llevando a cabo. A continuación, prosigue Entrecanales, acudió a ver al presidente del PP, Mariano Rajoy, con quien no pudo reunirse porque le dijeron que se había ido al dentista… Así que se reunió con Ana Pastor y Miguel Arias Cañete.

Veamos la situación: Acciona se ha involucrado en una operación “secreta” pero que va a ser sonora, financiada por Emilio Botín, presidente del Banco Santander, de 3.400 millones de euros inicialmente, al que deberían sumarse otros 3.800 poco después. Y en el fragor de la batalla, José Manuel Entrecanales, no sé si por sus propios medios o en transporte público colectivo, se va a la calle Génova, a la sede del PP. Llama a la puerta y cuando le abren pregunta si está Mariano Rajoy al que quiere comentar algo… –Pues mire usted, no está; se ha ido al dentista –le dice el portero–, si quiere usted ver a alguna otra persona dígame de qué se trata ¿se quiere usted afiliar tal vez?

¿Por qué huiría Mariano Rajoy después de saber que José Manuel Entrecanales iba a verle? Porque Entrecanales no sale de su despacho ese día –ni ningún otro– sin cita previa. Y no cita a Rajoy en su despacho de Acciona porque el presidente del PP desconoce si podría quedar constancia audiovisual de la reunión, con semejante asunto como eje central, razón por la que, a pesar de que el presidente de Acciona precisa de la información continuada de la progresión de la compra de acciones de Endesa que no van a comunicarle sus colaboradores por el móvil, se desplaza al despacho de Rajoy para que éste quede tranquilo respecto a la notoriedad del encuentro. Todo y con ello, se va al dentista finalmente. Sería por una muela del juicio, seguro.

En cualquiera de los casos, la entrevista de La Vanguardia pone de relieve cómo en ocasiones un hombre de empresa que se precie, debe tomar decisiones de riesgo para cambiar las cosas, seguir adelante y crecer corporativamente, previa consulta a sus asesores, pero asumiendo la responsabilidad personal de la decisión. Es la diferencia entre un empleado contratado como presidente y un empresario o presidente propietario que, además de su prestigio profesional, se juega en sus decisiones su patrimonio y no únicamente el cargo y a lo sumo el sueldo. Como José Manuel Entrecanales o Emilio Botín y los otros intervinientes en la OPA y alrededores, cuya nómina nos ahorraremos hoy.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris