Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Iglesia Católica en campaña proselitista

Luis Agüero Wagner
Redacción
sábado, 29 de marzo de 2008, 14:17 h (CET)
El empresario Pedro Fadul, candidato a la presidencia del Paraguay, criticó esta semana a las altas jerarquías de la iglesia católica paraguaya por la ambigüedad de sus pronunciamientos con respecto al obispo suspendido Fernando Lugo, también candidato a la presidencia a pesar de existir una expresa disposición constitucional con respecto a ministros de las religiones.

El doble discurso del obispo también ha generado ácidas críticas de importantes referentes de la democracia cristiana paraguaya, entre ellos su ex presidente Luis Manuel Andrada Nogués, quien incluso lanzó un libro titulado "La rebeldía de Lugo".

Aunque nadie quiera admitirlo, la actual incursión abierta de la iglesia católica en favor del obispo suspendido Fernando Lugo se originó cuando el actual presidente paraguayo Nicanor Duarte Frutos asumió públicamente su adhesión al culto evangélico, contrariando a las autoridades eclesiásticas que siempre han reivindicado su derecho al monopolio religioso global, y para colmo a como dé lugar.

Las autoridades de la iglesia católica de inmediato respondieron disparando fuertes críticas a la gestión del gobierno de Duarte. Entre estas voces sobresalió el obispo Mario Melanio Medina, a quien se considera en Paraguay prácticamente un político más. Medina, al igual que Lugo, exterioriza constantemente su vocación de político haciendo críticas en tono de candidato opositor en campaña, y aparece en la sección de noticias políticas de los diarios como si fuera un tribuno en medio de la disputa electoral.

Por otro lado, un grupo que recibe apoyo de la embajada norteamericana a través de fuertes sumas en dólares donadas por USAID, el denominado Movimiento Tekojojá que apoya a Lugo, recibe un importante respaldo de la iglesia católica que ha puesto a su servicio sus templos y casas parroquiales en todo el país para convocatorias y reuniones políticas, prestando su estructura y grupos de oración y afines como bases a sus candidatos.

Los sacerdotes y otros religiosos del Chaco han llamado a la población a votar por el obispo, y desde el púlpito y la prensa instan abiertamente a los electores a votar por Lugo, en tanto el Nuncio apostólico hace las veces de Poncio Pilatos desentendiéndose del asunto.

Las señales de desaprobación por parte de la ciudadanía a la actitud abiertamente electoralista de la iglesia católica no se ha hecho esperar, y en un poblado del interior del país incluso han sido quemados símbolos católicos en repudio.

Los signos de anticlericalismo han empezado a hacerse notar en un pueblo que por siglos tuvo entre sus principales opresores a las autoridades del catolicismo, que conquistaron estas tierras esgrimiendo las divinas resoluciones del Papa Alejandro VI, e intercambiaron con los indígenas tierras por biblias.

Si bien es evidente que las elecciones paraguayas del 20 de abril pondrán a prueba el poderío electoral del partido gobernante, no es menos cierto que la iglesia católica pondrá asimismo a prueba su prestigio entre las masas ignorantes.

De todas maneras, la principal presión descansa sobre la oposición paraguaya, dado que cuenta para este compromiso electoral con el respaldo del embajador norteamericano James Cason y de la misma iglesia de Roma. Con una derrota, ratificará su eterna impotencia ante el partido colorado, en el gobierno desde hace 61 años.

Lo más angustiante para los partidos que respaldan al obispo-candidato es que con una victoria el partido colorado, éste probará su cacareada invencibilidad, y demostrará que está en condiciones de mantenerse en el poder por seis décadas más.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris