Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica de cómic   -   Sección:   Libros

"CRIMINAL 1. Cobarde", de Brubaker&Philips, intenso género negro

Herme Cerezo
Herme Cerezo
viernes, 13 de junio de 2008, 10:27 h (CET)
Reglas. ¿Cuántas veces hemos leído, en una novela, o escuchado, en una película, frases como "lo siento, son las reglas" o "yo impongo las reglas" o, simplemente, "las reglas son así: las tomas o las dejas". Reglas. Las organizaciones mafiosas o delincuenciales, las bandas, organizan su funcionamiento con leyes tácitas, nunca escritas. Y quien, en su seno, las quebranta, suele acabar fiambre. En "CRIMINAL 1. Cobarde", las reglas las marca Leo, el protagonista, para reducir riesgos y prolongar su supervivencia. Lo dice en un par de viñetas ("Gracias a esas reglas puedes seguir en libertad" o "Son las normas que diferencian a un profesional de un vulgar matón, de un gángster o de un macarra con una pistola") del imprescindible y útil Prólogo. Pero todo tiene su precio. Todo y todos. Leo, hijo de otro delincuente que comenzó igualmente robando carteras y terminó implicándose en negocios más relevantes y de mayor calado, también.




Portada del cómic.


Semejante punto de partida, semejantes pistas, semejante protagonista nos llevan al meollo del más puro e intenso género negro: acción, policías corruptos, golpes bien trazados, un pasado en el que apoyarse, muertas injustas, miseria moral, penurias económicas ... Todo eso y algunas cosas más se esconden en este "CRIMINAL 1. Cobarde" de Ed Brubaker & Sean Philips.

Precisamente en esta dualidad de autoría – aunque luego explicaré que también interviene alguien más – querría detenerme un poco. Ed Brubaker me parece un espléndido guionista, dentro de la más pura ortodoxia o heterodoxia del género. Brubaker no escatima esfuerzos, ni recursos, ni trucos para convertir "CRIMINAL 1. Cobarde" en una estupenda novela negra gráfica. La acción nos atrapa fácilmente y el argumento no nos permite abandonarlo, nos obliga a seguir la historia hasta sus últimas secuelas. Y, además, es que nos apetece continuarla para conocer su desenlace. Alejandro M. Viturtia explica muy bien el trabajo desarrollado por Ed Brubaker en este álbum: "Todo lo típico y tópico del género está ahí, pero presentado de tal manera que parece nuevo. Y es que no lo parece, lo es".

Ed Brubaker (Maryland, 1966) comenzó como dibujante, pero abandonó los rotuladores y carboncillos hace mucho tiempo y entró de lleno en el territorio de los guiones, habiendo trabajado en series tales como "Batman", "Daredevil", "Capitán América", "The Immortal Iron Fist", "Catwoman", "Gotham Central", "Sleeper", "Uncanny X-Men and X-Men: Génesis Mortal", y "The Authority: Revolution".

Sean Philips, por su parte, aporta al álbum el apartado gráfico. La conjunción de primeros y medios planos, así como vistas de conjunto es estupenda. Sobre el dibujo, sin embargo, observo que el rotulador de Philips está excesivamente estandarizado, demasiado realista. Mucha fotografía por debajo creo que hay. Quizá sus rasgos más personales podamos encontrarlos en la utilización de las manchas de negro, algo no siempre sencillo de destacar en los álbumes concebidos a todo color, y también en esos personajes secundarios, "de bulto o relleno", en los que con cuatro trazos consigue efectos sorprendentes. Su curriculum, con más de veinte años de dibujos a sus espaldas, tampoco es manco. Series tales como "Hellblazer", "Kid Eternity", "Uncanny", "X-Men", "Sleeper" y ahora "Criminal" así lo atestiguan.

Les decía al comienzo que el álbum era obra de Brubaker&Philips, pero en los créditos de entrada aparece también el nombre del coloreador, colorista o como se llame: Val Staples, un dato que siempre es de agradecer porque indica que el cómic ha alcanzado ya un elevado grado de especialización.

"CRIMINAL 1. Cobarde" incluye al final las cubiertas USA originales del álbum; un relato corto; dos reseñas sobre dos clásicos del cine negro ("Retorno al pasado" de Jacques Tourneur y "Sed de mal" de Orson Welles) y una Addenda, de la que extraigo, y con ello concluyo, una estupenda definición del género negro: "El género negro empieza donde se acaban las soluciones pacíficas a conflictos, donde no ha lugar a las componendas, allí donde la necesidad aniquila a la prudencia o el instinto de conservación, todo lo cual exige la abolición de las reglas que permiten la convivencia. De hecho, la historia en sí misma no termina con el triunfo o el fracaso del protagonista – héroe o antihéroe son términos periclitados -, sino cuando vuelven a su cauce las aguas del río llamado Sociedad".

¡Ah! Se me olvidaba. Las páginas del álbum no vienen numeradas, ¿Por qué motivo? Lo ignoro, mis improbables. Tal vez no sea sino un descuido.

____________________

"CRIMINAL 1. Cobarde". Ed Brubaker & Sean Philips. Panini Cómics, 2007. Precio: 15,00 euros

Noticias relacionadas

Deusto publica 'Leviatán. O la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil'

El libro más conocido de Thomas Hobbes, con traducción de Antonio Escohotado

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

"Creemos que lo sabemos todo de todos y no conocemos nada de nadie"

Entrevista al escritor Miguel Ángel Hernández

Cómo combatir y prevenir el acoso infantil

Una obra fundamental para aprender a detectar el bullying y empezar a combatirlo

"Este libro es mi aporte fruto de mi compromiso con los venezolanos"

Entrevista a ​Álvaro de Lamadrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris