Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

Un paso adelante en el PP

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
sábado, 29 de marzo de 2008, 00:31 h (CET)
¡Menuda la que ha liado María Cristina Castro en un par de días! Hace apenas cuatro años que se afilió al Partido Popular y ya está dispuesta a liderarlo. A eso se llama decisión, claridad de ideas y compromiso. Lo demás son ganas de retorcer el ala a la gaviota.

Algún medio de comunicación de derechas ya ha empezado a meterse con ella, sin tapa ni cazuela; o sea, sin ton y son, como dicen en la recia Castilla. Pero ha tenido que moderarse el periodista al comprobar que estaba ante una persona educada, moderada, con las ideas claras y de valía. Y no ante un pufo, tipo ‘Pepiño’ Blanco.

Algo en el PP ha empezado a moverse, después de que muchos hayamos empujado el muñeco sin resultado. Es difícil penetrar en la ‘Casa Pepera’, ante la existencia de clanes excesivamente conservadores y el dominio de los mismos de siempre en cada provincia. La cosa ya huele y si no pregunten a los afiliados más jóvenes. Algún político de provincias ha hecho del partido y del cargo su modo de vida.

Independientemente de lo que obtenga Cristina, ya es un mérito atreverse a decirle a Rajoy que hay que hacer cambios y que ella está dispuesta a someterse al voto de los compromisarios. Lo que está claro es que el partido necesita a Mariano Rajoy en otros menesteres que no son la dirección del mismo. Pero de la misma forma que necesita a todos los que estén dispuestos a trabajar con honradez y dedicación.

Una prueba de que el cambio no puede esperar, es que en provincias hay verdaderos hervideros deseosos de que alguien diera el paso al frente, como ha sido el caso de Cristina. Los apoyos no se han hecho esperar. Bien es verdad que el miedo sigue atenazando a muchos militantes, sin atreverse a hablar o a dar un puñetazo sobre la mesa.

Dice Cristina Castro que en el PP tienen cabida todos, incluso el que discrepa. Esa es precisamente la sensibilidad que necesita el PP. ¡Ya está bien de jerarquizar el partido!. Sí, un partido del que se han marchado muchos militantes tras comprobar que se aparta a la militancia discrepante. Y que nadie se sorprenda de lo que digo; también pasa eso mismo en el partido del Gobierno: véase los casos de Gotzone Mora, Rosa Díez o Nicolás Redondo (hijo), por poner unos ejemplos.

El PP no llega con su estructura a toda la población y no sabe explicar su programa. Mucho menos su proyecto, si de verdad lo tiene. Incluso, muchos ciudadanos piensan que lo que interesa a muchos de los apoltronados es seguir en las instituciones, sea en la oposición o en puestos de gobierno. De ahí el nerviosismo y la tensión cada vez que se elaboran listas electorales.

Cristina Castro llega con aire fresco. Habla de trabajo y de ilusión, de aglutinar esfuerzos y de no rechazar a nadie, de integrar sensibilidades, de reflexionar y de hacer futuro. Eso es justamente lo que no hay ahora en el PP. Eso es lo que se le ha pedido a Mariano Rajoy estos años, sin que haya sabido conseguirlo.

Lo que no entendemos es la reacción de Alberto Ruiz-Gallardón. Este hombre debería llamarse ‘Pacontraria’, por aquello de decir y hacer lo contrario de lo que conviene al partido. Es el momento de echar una mano y acabar con la estructura que tiene el PP. Ahora es el momento. No se puede empezar una legislatura con tantas dudas como tiene Mariano Rajoy. Pero tampoco se pueden admitir sospechosas declaraciones como las de Alberto: “Tengo la convicción de que, de todos los militantes del PP, el que mejor puede dirigir el partido es Rajoy,…” Escuchado lo que hemos escuchado y leído lo que está escrito, lo mejor que puede hacer Alberto es callarse ante determinadas situaciones, si no quiere delatarse él mismo en lo sucesivo. Nunca imaginé que podía asustarse tanto el alcalde de Madrid, ante la firme decisión de una militante como Cristina.

Noticias relacionadas

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración

Políticos sin ética

Ética sin virtud es un cero a la izquierda

Afecciones del alma

La partitocracia se ha revelado como un problema para la democrática convivencia

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris