Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Sed de infinito

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
viernes, 28 de marzo de 2008, 01:47 h (CET)
En un mundo como el nuestro, con una sed espiritual devoradora aunque no lo parezca a primera vista, el hombre acude a cualquier superchería para calmarla, y es así como proliferan las sectas y supersticiones.

Como decía Chesterton, "cuando un hombre deja de creer en Dios, pasa a creer en cualquier cosa". Lo material no nos satisface, excepto si se trata de personas muy superficiales. Nuestra aspiración íntima no se colma con lo terreno, y eso nos hace intuir que estamos hechos para algo grande. El problema está en encontrar aguas limpias que sacien nuestra sed de infinito. Como me decía un estupendo educador, "el hombre sediento bebe incluso aguas ponzoñosas, y hasta su propio orín". Hoy mucha gente bebe en sectas y en falsas filosofías, como la Nueva Era, por ejemplo, y se envenenan por falta de amigos que les acerquen a las fuentes puras. Guardar para sí las aguas vivas y no compartirlas como se comparte entre hermanos una herencia, ¿no es signo de un egoísmo asfixiante? Muchos sienten un vacío inaguantable. Es necesario descubrir, al hombre moderno, la existencia de un Dios Padre que calma nuestros anhelos más íntimos. El cristiano que acude asiduamente a la oración, nota cómo su sed se apaga y su espíritu se serena.

Noticias relacionadas

España en el medio de una intriga internacional

La presencia de Valls ha sido una imposición del Elíseo aceptada de mala gana por parte de Cs

La contradicción anti-pactos

Aquellos que me han leído alguna vez saben que me considero un periodista de “buenas noticias”

Noticias

Aquellos que me han leído alguna vez saben que me considero un periodista de “buenas noticias”

Conceptos de libertad

Ser libres es lo importante

Me niego a que me mutilen el corazón

“Unirse es un buen plan y un justo concebir. Trabajar juntos es el gran avance, el mayor progreso, pues lo que se hace corazón a corazón, revierte en humanidad.”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris