Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La enseñanza en español

Luisa Martín (Barcelona)
Redacción
martes, 25 de marzo de 2008, 22:17 h (CET)
Existe el proyecto de unión de algunas asociaciones cívicas para denunciar que en Cataluña, Galicia y las Vascongadas se está arrinconando la lengua española desde la época de la Transición y de la creación de los Estatutos de Autonomía.

Uno de los caballos de batalla lo tienen estas asociaciones en la escuela, en donde la enseñanza del español y en español es casi nula, y esto, en Cataluña, por ejemplo, sucede desde 1983, primero con el mal llamado Proceso de Normalización lingüística, y después con el Decreto de inmersión lingüística en la escuela, norma dictatorial que ha dado sus frutos venenosos, puesto que ya muchos maestros están saliendo de las Escuelas de Magisterio desconociendo la lengua de Cervantes, la cual debían haber aprendido cuando eran alumnos de la escuela primaria, y de ello tengo constancia, pues poseo unos ejercicios corregidos por una maestra que consta de 16 líneas (254 palabras) en donde se deslizaron 129 faltas de ortografía, de las cuales, 21 no encontró. Entre ellas está “beisvol”, que corrigió como “baseball”, “Güipuzcoa”, que corrigió como “Guipuzcoa”, interrogativos indirectos sin acento, etc.

Si algunos maestros ya desconocen la ortografía de la lengua española, si las horas de docencia de esta materia se han reducido al mínimo, ¿qué competencia lingüística podemos esperar de los alumnos?

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris