Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

“Filipo” Moyano

Francisco Scolaro (Buenos Aires)
Redacción
martes, 25 de marzo de 2008, 22:17 h (CET)
Hugo Moyano (devenido Secretario de la CGT, Progresista, Dirigente “manso”, Kirchnerista, Dueño de muchas Hectáreas, etc. ) critica hoy las medidas del sector agropecuario ( especialmente los piquetes, qué siempre protegió este gobierno y que el aplicó muchas veces).

Semejando a FILIPO (destruyó ejércitos, dominó a Grecia, etc.)Lanza Filípicas (discursos ásperos y severos) contra la gente del campo.

No se trata de una mera obsecuencia con el gobierno, de quien se caracterizó por sus “pesadas” medidas (bloqueos, aprietes etc. ) contra muchas empresas Argentinas por forzados encuadramientos gremiales.

Tampoco es demostrar el poder de un gremio, que en algún momento representaba los intereses de trabajadores específicos. Los millones de pesos que maneja, merced a sumar compulsivamente afiliados de otros gremios, han vaciado de contenido a la entidad (Camioneros) que preside su heredero.

Un dirigente de su primera línea, ha sido asesinado y los testimonios involucran a algunos de sus directivos referentes. La historia del sindicalismo argentino, sabe bastante de asesinatos, sangre y violencia por razones políticas, hoy también devenidas por manejo de gruesas arcas.

Hasta el más distraído percibe, que las amenazas al campo solo tienden a sacar de escena este tema, que afecta a H. Moyano (hombre de puertas abiertas en la rosada) y que por ende salpica al gobierno e instituciones.

La filípica rural, tiende a que los medios acallen, lo que ya se conoce como interna sindical “teñida de Sangre”. La advertencia de querellar a quienes lo involucren en el crimen suena a fantasía, dado que victima y victimarios no son desconocidos para el sindicalista.

Nadie quiere violencia entre camiones y tractores, pero los ejemplos comienzan en la propia casa.

Algún orador, imitando al ateniense Demóstenes, seguramente se lo hará saber, para evitar que la violencia sindical tiña de otro color a nuestros verdes pastos.

Noticias relacionadas

Un imán y unos espías

Esta semana nos hemos enterado que, por desgracia, hubo quien, al parecer, nos ocultó toda una información necesaria para entender el porqué de los muertos y heridos en el atentado ocurrido el 17 de Agosto en el paseo más importante de Catalunya

La pornografía

Javier Tordera Castro, Almería

Mejor, cuidados paliativos

Josefa Romo Garlito, Valladolid

Carta abierta a los negociadores políticos

Gerardo, Madrid

De lo individual y lo social

Gerardo Hernández Zorroza, Getxo (Vizcaya)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris