Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Políticamente incorrecta  

Analfabetos

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 25 de marzo de 2008, 02:51 h (CET)
Doña Ana Mato, número tres en la lista de Mariano Rajoy al Congreso de los Diputados y eurodiputada, no tuvo mejor ocurrencia durante la campaña electoral que afirmar que los niños andaluces son “prácticamente analfabetos”. ¡La que se organizó! ¡Anatema! ¡Cuántos se rasgaron las vestiduras y se proclamaron profundamente ofendidos ante tal agravio! Y no me extraña. Porque doña Ana Mato, que tuvo la desfachatez de pedir disculpas en lugar de denunciar el sistema educativo que padecemos fue tremendamente injusta: nulos en compresión lectora –o sea, que no son capaces de entender lo que pone en un tebeo- lo son los chicos en toda España, sin excepción. Andalucía, campeona del progresismo responsable de la LOGSE y demás desmanes que han traído estos lodos, encabeza, a mayor loa de Chaves y el PSOE, el ranking nacional en analfabetismo funcional y fracaso escolar.

Resulta que dos de cada tres chicos salen del bachillerato, algunos de ellos después de pasarse allí años y años sin aprender absolutamente nada y entorpeciendo el afán por superarse de otros, siendo unos perfectos analfabetos, lo cual es la peor condena que existe para una persona que aspira a ser libre.

Después de casi treinta años de sistema educativo impuesto por la izquierda sesentayochista – Nicolás Sarkozy no se cansó de repetir el mensaje de una escuela basada en el mérito, la calidad y la excelencia en la campaña que le llevó en volandas al Elíseo; gran fallo del PP que no habló de Educación salvo para decir cuatro tontadas- nuestros jóvenes y “jóvenas”, cada día más incapaces de competir en un mundo globalizado –son carne de cañón para el INEM; sólo los hijos de los más pudientes pueden aspirar a una educación de calidad-, ven en un telediario una noticia un poco elaborada y no se enteran de nada; leen un periódico y lo mismo da De Juana que su hermana. Porque son incapaces de comprender el mundo que los rodea. Así es como triunfa el “chiqui-chiqui” de Buenafuente. La Historia, disciplina básica cuyo conocimiento y estudio es un derecho fundamental de todo ciudadano en un sistema democrático, ha sido, como el resto de materias de las llamadas “humanidades” literalmente liquidada.

¿Y qué solución que ofrecen los señores feudales a la plebe, ahora que la Unión Europea anda protestando por nuestro ínfimo nivel y amenaza con el Plan de Bolonia? Pues nada más y nada menos que llenar de euros los bolsillos del profe, al cual responsabilizan del fracaso, a cambio del aprobado. Y es que Manuel Chaves, amo y señor de Andalucía, esa región en la cual los padres se tienen que divorciar para poder enviar a sus hijos a la escuela concertada, no ha tenido mejor idea que ofrecer a los profesores siete mil euritos del ala por niño aprobado. ¿Nivel? ¡Qué más da! El caso es salir del ranking e imponer la Educación para la Progresía, que no es más que la guinda del pastel.

Más claro: se trata de hacerse trampas al solitario –algo muy propio del socialismo: no dejes que la realidad se imponga al dogma-. Y de experimentar en los críos la modificación de la naturaleza humana que nos permita alcanzar el paraíso terrenal, la utopía socialista.

Y cuando se hacen públicos los dramáticos resultados que tan “divertido” sistema de educación –porque la escuela comprensiva es toda diversión: nada de esfuerzo; nada de premiar la excelencia o el mérito. Calidad ¿para qué? Se trata de jugar y jugar y volver a jugar. O sea, de perder el tiempo y convertir el colegio en un magnífico parque de atracciones- alcanza… mejor mirar hacia otra parte. Todo menos rectificar.

Y es que la educación en España es un verdadero chollo para políticos totalitarios. Y de esos, como de tontos, no cabe en España ni uno más.

Noticias relacionadas

En la cumbre de la ONU sobre cambio climático, la juventud es la que indica el camino

Este encuentro se llama “COP24”

Se acumulan los problemas ¿quién los resolverá?

Hemos pasado en cuarenta años de una hermosa esperanza a una angustiosa desazón

Doctrina Estrada: paradigma eclipsado del siglo XXI

​Tal como se esperaba, el 1 de diciembre, tomo posesión de su cargo el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Hundertwasser. El hacedor de paraísos irracionales

Se cumplen noventa años del nacimiento del gran artista Friedrich Hundertwasser

El catálogo de promesas incumplidas

J. García
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris