Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Morín tiene Sida

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
lunes, 24 de marzo de 2008, 03:15 h (CET)
Se ha divulgado, en el sumario de la causa Carlos Morín, que padece la infección del VIH desde hace unos nueve años. Ante el peligro de una epidemia colectiva por parte del cacique de varios chiringuitos abortistas, la Asociación de Víctimas del Aborto se ha brindado para tramitar la exploración analítica de un posible contagio de Sida, sin cargo, a todas las jóvenes que hayan experimentado un malparto inducido y no hayan sido diagnosticadas aún.

"Somos conscientes de la doble victimización que han sufrido estas familias, han perdido a sus hijos y además, en condiciones totalmente insalubres. Además, el tratamiento precoz en caso de haber sido infectadas por el virus VIH reduce la mortalidad y morbilidad notablemente", expone a Hispanidad un facultativo colaborador de la Asociación Víctimas del Aborto. Por otra parte, el "síndrome post-aborto", aflige a las hembras que han matado a su hijo, al progenitor del niño y a los cirujanos.

El síntoma post-aborto es diverso. Los más habituales son; síntomas de congoja y arrepentimiento; la mujer juzga que es responsable de la pérdida, no tiene probabilidades de acompañar al cuerpo de su hijo. El sufrimiento lleva a la desesperanza y al brote de evoluciones cancerígenas. Sacudida de desafuero. Una inclinación a las bebidas etílicas o al consumo de drogas. Descomunales desconsuelos, sollozos, enfoque mordaz y melancólico de la creación. También conduce al pánico y al suicidio. El despecho; el feticidio estimula en la joven, cólera hacia los que han contribuido al crimen de su hijo; el cirujano, el pretendiente o el cónyuge.

El malparto provocado se realiza por envenenamiento salífero, por libación, por dilatación, por cesárea y engullendo una píldora abortiva.

"La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, al ser humano le deben ser reconocido sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida", afirma el Catecismo de la Iglesia Católica.

____________________

Clemente Ferrer Roselló es presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

“La Iglesia católica no es extranjera”

Carlos Navarro, Castellón

Escuchar a los empresarios de Cataluña

Valentín Abelenda Carrillo, Tarragona

Recordar la unidad de la persona

Enric Barrull Casals, Barcelona

Señor, justicia, pero no por mi casa

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza

Efectos de la pornografía

José Luis Hernández, Toledo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris