Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Aznar, “el jarrón chino” del PP

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 23 de marzo de 2008, 06:19 h (CET)
Dice Montserrat Nebrera que Aznar es el jarrón chino del PP… A veces, los objetos valiosos son un estorbo y lo mejor es ponerlos donde no entorpezcan la vida cotidiana. Vivir en una casa museo, llena de cuadros valiosos, lámparas antiguas y jarrones chinos es muy difícil, estorban y se te cruzan en cualquier lugar. En cualquier momento.

Aznar ya hizo perder unas elecciones al PP. Dos. Y además sigue opinando en su mal inglés por esa boquita que Dios le ha dado, que si las últimas declaraciones tan festivas y jocosas sobre Irak llega a hacerlas una semanita antes le da la mayoría absoluta a Zapacejas. Sigue sin aceptar que es el pasado, sigue sin aceptar el papel institucional de vieja gloria que le corresponde.

Las casas actuales, modernas y llenas de vida no tienen jarrones chinos. Que llegas a casa con un paquete de churros después de media hora de pasar frío en la churrería del parque y cuando vas a ponerlos en la mesa para desayunar resulta que no puedes porque está allí el jarrón chino. O te pones a jugar con tus hijos y el primer balonazo va al jarrón chino.

Los jarrones chinos son incompatibles con la vida moderna. Suelen ser un regalo de la difunta tía Eduvigis, la pobre, y lo procedente es colocarlos donde no estorben. Hombre, tampoco digo que haya que llevarlos al punto limpio, no, que no dejan de ser un preciado recuerdo de épocas más gloriosas, pero podría bastar con subirlos a la dichosa buhardilla, allí donde nadie sube en muchos años. También cabe la posibilidad de regalarlos a algún pariente lejano… pero en este caso… ¿quién aceptaría semejante regalo? A la semana siguiente llegaría el cartero a devolver el paquete a su remitente.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris