Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Semana Santa, Pasión y Arte

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
viernes, 21 de marzo de 2008, 08:18 h (CET)
Con la llegada de la primera Luna llena de primavera, vemos aparecer cada año la Semana Santa. Los sentimientos de piedad recorren durante estos días, cual viento sigiloso, el orbe cristiano: se trata del recuerdo, hecho vida en el arte, de la Sagrada Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

No habrá pueblo alguno en España que no tenga su Semana Santa, anonadados muchos de los fieles cristianos ante el misterio de Amor de un Dios que tomó nuestra naturaleza para acompañarnos en nuestro dolor y redimirnos del pecado. Horas Santas, Oficios Divinos, Representaciones artísticas de la Pasión y Muerte del Redentor, se expanden por la geografía española y americana. Imagineros de singular habilidad han sabido plasmar en sus tallas con admirable realismo, el sufrimiento del Hijo de Dios, que se hizo en todo semejante a nosotros menos en el pecado. A su lado, la imagen de la Virgen Dolorosa. Hay en Castilla dos Dolorosas de singular belleza y especialmente queridas en Valladolid: la de Juan de Juni, en la iglesia de las Angustias, y la de Gregorio Fernández, artísticamente insuperable, en la iglesia penitencial de la Santa Veracruz. ¿Por qué no le ahorraría Dios tanto sufrimiento a su Madre bendita? ¿No sería, entre otras razones, para que podamos sentirla a nuestro lado cuando a nosotros nos visita el dolor? La mirada de la Virgen Dolorosa es bálsamo para nuestras heridas. Algo capaz de romper las entrañas al ver desfilar la procesión, es el recuerdo de las palabras del Evangelio de Juan: "Vino a los suyos y los suyos no le recibieron". Frente a nuestro desacato e injusticia, la maravilla de un Dios Amor siempre dispuesto a perdonar y que salva al que se arrepiente.

Noticias relacionadas

“La Iglesia católica no es extranjera”

Carlos Navarro, Castellón

Escuchar a los empresarios de Cataluña

Valentín Abelenda Carrillo, Tarragona

Recordar la unidad de la persona

Enric Barrull Casals, Barcelona

Señor, justicia, pero no por mi casa

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza

Efectos de la pornografía

José Luis Hernández, Toledo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris