Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Un cambio razonable

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
jueves, 20 de marzo de 2008, 09:11 h (CET)
No sé si el presidente Rodríguez se ha rodeado de buenos asesores o si el periodista se ha equivocado al recoger sus palabras tras el Consejo europeo, celebrado en Bruselas. Llevamos años diciendo que se equivoca y, de pronto, comprobamos que viene a decir lo que le hemos aconsejado un día tras otro.

“La única salida para la banda terrorista es abandonar las armas unilateralmente, definitivamente y de forma concluyente”. Ahí es nada, después de mucho luchar, aguantar insultos de la prole socialista y amenazas del mundo abertzale, resulta que Rodríguez dice lo que tantos pensamos y lo que miles de ciudadanos querían escuchar. ¡A ver si ahora vamos a tener que votar al presidente, aunque sea a toro pasado!

Parece que el cambio de aires le ha sentado bien a Rodríguez. No estaría de más enviar a Mariano Rajoy a algún sitio; tal vez así reconsidere alguna de las propuestas que nos ha copiado a los demás, después de haberle hecho decenas de planteamientos a su portavoz en el Senado, durante los últimos cuatro años, sin que se dignara a contestar a ninguna de ellas. ¡Pobre mequetrefe quien se considere por encima del bien y del mal! Bruselas parece un buen destino: si Rodríguez ha aprendido a reflexionar, por qué no va a aprender don Mariano.

El presidente tiene que aprender a mirar al País Vasco sin miedo. Es preciso que tenga en cuenta los resultados electorales de esa circunscripción y valore el apoyo que ha recibido de la población; pero sin que olvide que parte de ese apoyo se debió al suceso acontecido dos días antes. Cada cual puede pensar lo que guste, pero en esos extraordinarios resultados del PSE hay un buen porcentaje de la solidaridad de quienes quisieron apoyar a Isaías Carrasco y al partido en que militaba.

Rodríguez debe tener presente que la política antiterrorista idónea no es la que él ha puesto en marcha durante los últimos años; más bien al contrario. No puede ser una política contra el terror aquella que negocia con los terroristas como si se tratara de un encuentro entre dos Estados. Como tampoco tiene sentido llamar “accidentes” a los atentados u “hombres de paz” a quienes practican el tiro en la nuca o soliviantan a los ‘gurriatos’ de ETA para que ‘cultiven’ la violencia callejera.

En este momento, el PSOE dispone de una situación favorable si sabe aunar esfuerzos con el PNV y el PP, con el fin de derrotar a ETA. Me remito a las palabras del presidente Rodríguez. Y no solo a sus palabras, sino a la situación objetiva de los votos. El resultado del PSE, dice Rodríguez, “demuestra de forma contundente que existe un rechazo masivo y definitivo de la violencia”. Esa es la verdad objetiva y la realidad que se le ha pedido al presidente en estos últimos años. Otra cuestión es que haya sabido verla. Los casi once puntos del PSE por encima del PNV invitan a la reflexión y al análisis paciente.

Los nacionalistas han perdido, ante el PSE, en las tres provincias vascas. El mundo abertzale pierde apoyos y confianza entre la población vasca, del mismo modo que los resultados aludidos del PSE otorgan la fuerza suficiente al presidente para plantar cara al terrorismo, sin complejos y con decisión. Posiblemente no deba ser una guerra sin cuartel, ni a la desesperada; no olvidemos que cada vez hay más infiltrados en todas partes desde que ANV se mantiene en y de las instituciones.

Muchas veces me ha defraudado el presidente, cuando de sus opiniones sobre ETA se ha tratado. Pero no por eso voy a dejar de darle otra oportunidad. Estoy convencido que sus errores sobre el terrorismo los ha cometido por estar mal aconsejado y no por si mismo. De la misma forma que Mariano Rajoy se ha sentido desconcertado por los tomates de escaparate que le han acompañado. Si Rodríguez consigue prescindir de Jesús Eguiguren y Javier Moscoso, habrá dado un importante paso hacia el trato que debe mantener con ETA; es decir, ninguno.
“La prioridad será siempre la misma: combatir, reducir e intentar acabar con ETA”. Ese es un objetivo digno y a la vez prioritario. En esa línea estoy seguro que Rodríguez sentirá el apoyo de la ciudadanía responsable, el respaldo del principal partido de la oposición y el sustento que otorga el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo en su más estricto origen. Y si a ello añadimos el propósito de cambio y apoyo de la derecha contra el terrorismo, habremos recorrido un buen e importante trecho en muy poco tiempo.

Noticias relacionadas

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris