Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ocio y Semana Santa

Cris Téllez (Barcelona)
Redacción
viernes, 21 de marzo de 2008, 08:18 h (CET)
La Semana Santa ya está aquí y con ella la huida hacia los destinos de descanso. Pero se olvida lo esencial si se hace caso omiso de la llamada que Dios hace en estos días, al cambio de vida que necesitamos para no andar agobiados en la mente y el espíritu.

En eso consiste la espiritualidad de esta Semana: Dios se hace ciudadano terrestre para acompañar a cada hombre a la liberación del pecado que le hace perder la paz interior y lo empuja a un frenesí exterior. Acercarse a la Confesión sacramental puede ser una buena manera de iniciar el camino abandonado de la fe que da mucho más a cambio de lo que a primera vista parece.

Noticias relacionadas

Más cines en Gijón

La ciudad con más habitantes de Asturias tiene cines en el extrarradio

Políticos bajitos

Al sacrificado pueblo español, capaz de resistir y soportar tanto descalabro

Gracias al tercer poder, los separatistas han sido frenado

Las críticas feroces de los nacionalistas contra lo que ellos definen como judicialización de la política, no son más que la expresión del desencanto por su fracaso gracias a la acción de los tribunales, únicos que han conseguido frenar el intento de romper la unidad de España

Retrocedemos en lugar de avanzar

Ya se sabe que la unión hace la fuerza y que la discordia nos debilita

La despiadada crueldad del presupuesto de Trump

​El lunes, el presidente Donald Trump presentó su propuesta de presupuesto para el 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris