Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Fútbol
Etiquetas:   Primera división / Jornada 28  

Empate en la mediocridad (0-0)

Cruchaga y Sola estrellaron dos balones al larguero
Redacción
lunes, 17 de marzo de 2008, 00:44 h (CET)
El Real Valladolid y Osasuna protagonizaron un encuentro plano y de bajo nivel que acabó con empate a nada. Los navarros llegaron a Pucela con pocas intenciones de atacar. Los blanquivioletas se mostraron inoperantes de cara a portería a pesar de llevar la iniciativa del encuentro. Sin embargo, las mejores ocasiones fueron para los rojillos. Cruchaga y Sola estrellaron dos balones en el larguero que pudieron darle un injusta victoria a los de José Ángel Ziganda. El Valladolid empata a puntos con el Recreativo en la antepenúltima posición de la tabla.

FICHA TÉCNICA
0- Real Valladolid: Asenjo(1), Cifu (1), O. Sánchez (1), G. Calvo (2), Bea (1); Rubio (1), Camacho (1), Dorado (2), Sisi (1), Kome (2) y Llorente (2)
0- C.A. Osasuna: Ricardo (2), Azpilicueta (1), Monreal (1), Josetxo (1), Cruchaga (1), Javi García (1), Astudillo (2), Plasil (1), Vela (1), Juanfran (1) y Sola (1)
Cambios : En el Real Valladolid entraron Baraja y Capdevila por Kome e Iñaki Bea (min. 60); y Víctor por Sisi (75´). En Osasuna, Font sustituyó a Juanfran (min. 45); Dady por Sola (min. 70); y Viana por Vela (min. 90)
Goles: No hubo
Árbitro: Mejuto González (C. Asturiano) (2/3). Amonestó en el bando local a Camacho (min. 42) y al osasunista Font (min. 90)
Incidencias: 16.046 espectadores en el estadio José Zorrilla.



DATOS DESTACABLES
Lo mejor: El regreso de Astudillo
Martín Astudillo estrenó titularidad con Osasuna en su regreso a la Primera Divisón. El ex jugador del Alavés desplegó un gran derroche físico en el campo y fue el más destacado del encuentro.
Lo peor: Falta de respeto
Osasuna puede presumir de tener una afición fiel. Ayer en Zorrilla hubo mil seguidores rojillos. Sin embargo, entre ellos, se encontraba un pequeño grupo que no respetó el minuto de silencio en honor a Vicente Acebedo, directivo de la Real Federación Española de Fútbol, que falleció esta semana..
El dato: El Valladolid, en descenso.
El empate deja al Pucela empatado a puntos (32) con el Recreativo en la antepenúltima posición de la tabla.
A. Alvarez Rodrigo / Valladolid

El partido no se recordará en ningún manual de la historia del fútbol. Quizás pueda ir en el apartado de partidos más soporíferos de la Liga. Rancio de principio a fin, Valladolid y Osasuna protagonizaron un duelo que deja dos cosas claras: la línea ascendente de los pamplonicas (cuatro jornadas sin perder); y la crisis de los castellanos-leoneses, incapaces de marcar (tercera jornada sin ver puerta).

Lo había avisado Astudillo durante la semana: el empate es bueno para Osasuna. Y ese fue el único objetivo de los rojillos, a pesar de que en el minuto tres, Cruchaga cabeceó el esférico al larguero de la portería de Sergio Asenjo. Ziganda situó a un equipo con la defensa muy adelantada, para evitar que el Valladolid jugase cómodo. Martín Asumidillo cubrió el puesto de Puñal, ausente por sanción. El ex alavesista se erigió en el mejor del encuentro, pues en partidos toscos y feos, son los jugadores de estas características los que más brillan.

En el otro bando, Mendilíbar sorprendió a todos incluyendo a Diego Camacho en el once. Hasta esta jornada, el mediocentro pucelano tan sólo había disputado 51 minutos. “Mendi” busca frescura en un equipo que está a años luz de aquel que en la primera vuelta jugaba de memoria y creaba incontables ocasiones de gol. Ahora el Real Valladolid es un equipo vulgar, plano, sin ideas y que tiene una grave dependencia de Joseba Llorente para marcar. Desde el día de Reyes, ningún jugador blanquivioleta ha visto puerta, salvo el delantero vasco.

Precisamente fue el ariete vasco el que respondió al susto inicial de Osasuna. Llorente lanzó desde fuera del área un duro disparo con su pierna izquierda al que Ricardo respondió con maestría. Pero la ocasión más clara para los locales la tuvo Vivar Dorado, quien, tras una gran faena de Kome por la banda izquierda, falló a puerta vacía cuando el Zorrilla entero entonaba el gol.

A partir de entonces, el Pucela tuvo sus mejores momentos del partido, y a través de Kome y Sisi maniató a un Osasuna que sólo podía achicar y aguantar hasta que acabase el chaparrón. El mayor peligro de los visitantes llegaba siempre a través de balones altos. Las muchas indecisiones de Asenjo y la indolencia de la zaga local permitían a los navarros rematar a placer. Juanfran tuvo la oportunidad de adelantar a su equipo, pero su remate a una falta botada por Plasir no encontró portería.

De mal en peor
Pero si la primera mitad fue mal, la segunda la superó. El partido caía en el sopor minuto tras minuto. La presión de estar en la zona baja de la tabla hacía estragos en ambos equipos, aunque mucho más en el Valladolid, que pronto comenzó a padecer el peor de los males: el miedo a perder. Ni Víctor ni Capdevila lograron revitalizar a los pucelanos que se veían incapaces de asustar a Ricardo.

Tan sólo Llorente en dos ocasiones pudo amenazar al meta internacional por España que regresaba a Valladolid muchos años después de marcharse rumbo a Manchester. Pero antes, el joven delantero “made in” Tajonar, Kike Sola, espetó el balón en el larguero. Cuando el ritmo y la frescura de los jugadores se iba diluyendo, apareció el derroche físico de Astudillo, que se hizo dueño y señor de partido para conseguir lo que había ido a buscar: un punto.

El empate le sirve más a Osasuna, que suma cuatro jornadas sin perder, que al Valladolid, que ve como el fantasma del descenso se aproxima peligrosamente. Los pucelanos comparten puesto de descenso con el Recre y el próximo domingo visita el Camp Nou, escenario y fecha ideal (Domingo de Resurrección) para empezar a salir del hoyo.


SALA DE PRENSA
J.L. Mendilibar(entrenador Real Valladolid)

"Por lo visto en el partido el empate ha sido justo. Al final hemos tenido miedo a perder los dos equipos. Nosotros hacemos esfuerzos muy grandes para llevar la iniciativa del partido, y los contrarios con balones largos nos hacen mucho daño. Luego, el árbitro nos pita todas las faltas en contra, y eso nos come la moral. Cuando el equipo contrario nos juega en largo, tenemos que defender muy atrás, y eso provoca que luego no tengamos esa frescura para llegar arriba. Camacho ha entrado en el once porque está entrenando bien. Ver al equipo ahí abajo me preocupa desde hace tiempo y sabemos que va a ser complicado salir.".
Cuco Ziganda(entrenador C.A. Osasuna)

"El empate no es malo porque llevamos cuatro partidos sin perder y sumamos fuera de casa. Nos vamos medianamente satisfechos. El partido ha sido feo, no ha habido mucho fútbol. El Valladolid nos ha metido en apuros al inicio del encuentro. Pero en la segunda mitad han bajado el ritmo. El equipo ya no da sensación de endeblez, ahora somos un conjunto serio. Me vale el empate porque no hemos podido ganar, pero sabemos que estamos a dos puntos del descenso."


Noticias relacionadas

El Celta no puede con un Lega plagado de bajas

El Celta fue a más con el correr de los minutos, pero el Lega tampoco se quedó atrás pese a achicarse en su área

El Sevilla acelera a tiempo para pasar a dieciseisavos

Los hispalenses ganan al Krasnodar (3-0) y terminan primeros de grupo

Un Betis sin puntería sale líder de Luxemburgo

Encuentro sin goles frente al Dudelange

La Federación Vasca de Fútbol aprueba solicitar su "oficialidad internacional" a la UEFA y la FIFA

Con 43 votos a favor

El CSKA deja helado al Bernabéu

Los de Solari, poco fiables, despiden con una intrascendente derrota la fase de grupos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris