Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crítica de cómic   -   Sección:   Libros

‘RG. 1. Riyad-Sur-Seine’ de Pierre Dragon y Frederik Peeters, un jodido final

Herme Cerezo
Herme Cerezo
viernes, 13 de junio de 2008, 10:27 h (CET)
Jodido final. Éste es sin duda el término que mejor define a ‘RG. 1. Riyad-Sur-Seine’ el último trabajo publicado por el dibujante Frederik Peeters, con guión de Pierre Dragon, en la editorial Astiberri (buena presentación, tapa dura, papel mate de buena calidad, buen color, etcétera, en resumen, lo que acostumbra esta editorial bilbaína que cuida sus productos con auténtico mimo). Este álbum forma parte de un trilogía, cuyo segundo volumen llevará por título ‘2. Bangkok-Belleville’.




Portada del cómic.


Jodido final, porque ‘RG. 1. Riyad-Sur-Seine’ maneja una ficción que cabalga a grupas de la novela de espías, la policial y la negra, basada en hechos reales que, como el mismo Dragon señala, es ‘tan cercana a lo que vivo que podríamos confundirla con la realidad’. Un grupo de agentes, encabezados por Dragón – al álbum es autobiográfico –, se dedica a controlar los extraños movimientos que se producen en una tienda de confección, regentada por un libanés llamado Simbad. El establecimiento, en realidad, ejerce de tapadera de un tinglado sustentado por el contrabando y falsificación de ropa de moda, mezclado con un extraño negocio de alquiler de limusinas, con el trasfondo sugerido del terrorismo internacional.

Jodido final, porque durante el desarrollo de la historia asistimos a los desvelos de Dragon y sus dos compañeros en las tareas de espionaje: su relación con el FBI norteamericano, sus ardides de policías profesionales, su capacidad para desenvolverse con soltura en las situaciones más complicadas (‘Con determinación se llega a donde uno quiere’), su vida privada (las relaciones del protagonista con su hija, con su ex-esposa "una fuente inagotable de problemas" y con una mujer alemana que se hace llamar Tía Probst) y su disciplina jerárquica con la "Superioridad".

Jodido final, porque durante el ochenta por ciento del cómic, Dragon y Peeters relatan todo con gran minuciosidad y detalle, guiños al lector incluidos, de tal manera que éste se siente invadido por una buena historia, por un estupendo álbum, que es lo que es ‘RG. 1. Riyad-Sur-Seine’. Sin embargo, el final se acaba con pinceladas breves, dos o tres brochazos, de un modo demasiado rápido a mi entender, casi de sopetón. Tan magnífico trabajo previo de planteamiento y nudo – que dirían los clásicos – merece sin duda un mejor desenlace – que también dirían los clásicos –, pero no en cuanto a la calidad del mismo, sino a la rapidez con la que está despachado.

Y por último, jodido final, porque todo el trabajo realizado por Dragón, Cyril y Bernard se viene abajo por órdenes de arriba, por órdenes de la "Superioridad". Los investigadores han levantado alguna liebre que alguien no quiere que se airee: "No olvides que no trabajamos para el ciudadano, trabajamos para el político ...". Y eso irrita. Irrita a las altas esferas, a los policías y... al propio lector, que después de leer el álbum está invitado a preguntarse acerca de la realidad que vivimos: qué sabemos, qué nos ocultan. La sensación de tiempo perdido, de trabajo inacabado, de tomadura de pelo que les sobreviene a los agentes, especialmente a Dragon, que ya desde pequeño soñaba con ser policía y "detener a los malos", es comprensible. Sin embargo, posiblemente sea este final tan jodido, el más real que podría imaginarse para este excelente "RG. 1. Riyad-Sur-Seine".

Y lo mejor de todo es que en la página 105 del álbum ya avisan al lector: "La verdadera vida de un poli no puede dar lugar a una buena historia... Una buena historia ha de tener un buen final". Y esto, un pedazo de la verdadera vida de un poli, es lo que cuenta ‘RG. 1. Riyad-Sur-Seine’.

Sólo un apunte más. Pierre Dragon, de nacionalidad francesa, es la primera vez que interviene en un cómic como guionista. Para él esta colaboración contribuye a informar al lector sobre "la realidad del trabajo de la policía". Frederik Peters, nacido en Suiza, posee ya una dilatada experiencia como guionista y dibujante de cómics. En España ya se han publicado varias obras suyas: ‘Constellation’, ‘Píldoras azules’, ‘Lupus’ (4 volúmenes) y ‘Koma’ (3 volúmenes). ‘RG. 1. Riyad-Sur-Seine’ ha sido proclamado candidato al premio a la mejor obra extranjera en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona, que tendrá lugar el próximo mes de abril.

____________________

‘RG. Riyad-Sur-Seine’, de Pierre Dragon y Frederik Peeters. Editorial Astiberri, 2007. 108 páginas, 16 euros.

Noticias relacionadas

Imaginar la historia desde la ciencia ficción

A propósito de la novela “Cuando se extinga la luz” de Dioni Arroyo

Carlos III “el bueno”

Carlos Ortiz de Zárate

Siete de cada diez autores escriben desde antes de los 16 años

Precocidad en las letras españolas

Editorial Kolima publica 'Ser Directivo', un manual sobre liderazgo de Julián Gutiérrez Conde

Un libro para aquellos que quieran ganar algo más que dinero

Roberto Arrocha publica 'Hoy sí me puedo levantar'

Un canto a la vida. A la esperanza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris