Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Una ganadería sostenible

Domingo Martínez (Burgos)
Redacción
sábado, 15 de marzo de 2008, 10:23 h (CET)
Gerda Verburg, ministra de agricultura de Holanda, ha presentado ante el Parlamento de su país un ambicioso proyecto: lograr que toda la ganadería holandesa sea sostenible. El plazo fijado para conseguirlo es durante los próximos 15 años. Uno de los puntos fundamentales de su programa es la sanidad y el bienestar animal. El objetivo es criar a los animales en mejores condiciones, preemitiéndoles ver la luz del día y eliminando prácticas dolorosas como el corte de rabo o la castración. Espera que en 2011 se puedan adoptar establos sostenibles.

También ha dedicado una mención a los piensos. En su opinión, los piensos consumidos en la UE (Unión Europea) deberían producirse aquí. Habría que reducir al mínimo las importaciones de materias primas para la alimentación animal y en el caso de que hubiera cantidades que se importaran, éstas deberían haber sido producidas de manera sostenible.

En cuanto al transporte de los animales, ha manifestado que debería permitirse movimientos de largas distancias. También habría que reducir las emisiones de polvo y de amoniaco. Ha señalado que las carnes, leche y huevos que se vendieran en los supermercados deberían haber sido producidos de manera sostenible.

La Ministra considera que ahora es el momento de producir calidad en lugar de cantidad, que fue el objetivo tras la 2ª Guerra Mundial. Sin duda la ministra tiene razón, es por eso que ante estas afirmaciones y buenas disposiciones caben tres preguntas: ¿Tiene, la Sra. Minsitra, algún conocimiento sobre ganadería? ¿Están los consumidores dispuestos a asumir de su bolsillo estos costes? ¿Qué medidas tomaría para evitar la entrada de productos más baratos procedentes de países terceros?

De lo que no hay duda es de que se trata de la propuesta de una ministra de una sociedad opulenta, más preocupada por el medio que por las personas e insolidaria. ¿puede permitirse eso una sociedad con 800 millones de hambrientos?

Noticias relacionadas

Jaque al Rey

Borbones en entredicho

¿En qué España nos han metido ustedes, señores?

“Madero ha soltado al tigre, a ver si puede domarlo” Porfirio Díaz

Gentes con entusiasmo

¡Qué misión más bella la de salvar vidas!

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIV)

La piedad es nuestra; la fe, de Dios

Casas malditas

P. Alejandre, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris